LOS HERMANICOS, Francisco Gómez

Estándar

A tod@s mis tí@s que se han ido tras el Azul

A mis tíos Cristino, Juan Antonio y a mi padre Francisco

Llevo un tiempo con la cabeza que da vueltas a una cuestión que uno considera principal en mi pequeña y anónima vida de todos los días. Uno se está quedando sin familia, uno de mis pilares esenciales. Muchos de quienes en mi infancia y juventud fueron mis referentes ya se han ido de viaje tras el misterio y las ventanas se han llenado de ríos demasiadas veces. Tanto que ahora apenas sé llorar por fuera. Ahora mis lágrimas corren interiores por mis venas y arterias. Recuerdo tantas cosas, tantos momentos, tantas sonrisas, tantos besos, tantos abrazos, tantos momentos en la playa y en el campo. Tantos y tantos…

Lee el resto de esta entrada

DECÁLOGO PARA UNA LECTURA DE LA NOVELA “TENNESSEE”,de Luis Gusmán, por Jesús Zomeño

Estándar

(Tennessee, Luis Gusmán, Contrabando 2020, 140 paginas. 15 €)

1.- No perderé el tiempo contando lo que ocurre, mejor hablaré de cómo suceden las cosas en el libro. Todo es rutina en la vida, solo el estilo nos hace sublimes.

 2.- ¿Dónde está Tennessee? Lo busqué en un mapa, pero me equivoqué porque ya había leído el libro. A todos los que leen esta novela de nobles perdedores, les queda para siempre la convicción de que Tennessee no existe. Mejor así.

Lee el resto de esta entrada

Diario de un cinéfilo (47. El séptimo sello), Javier Puig

Estándar

 

Desde la primera escena de El séptimo sello (1957), Ingmar Bergman ya nos advierte de cuál va a ser su juego. El escenario es una playa incómoda, sombría, de piedras angulosas, un lugar de reposo que no permite la relajación, un oleaje que confirma una naturaleza amenazante. Alí, un caballero y su escudero, que según los vamos conociendo, de algún modo, nos sugieren una versión de don Quijote y Sancho Panza. Y, enseguida, aprovechando un instante de soledad del primero, la aparición de la muerte, en forma de personaje lúgubre, de rostro hierático, como escayolado, envuelto en una negrísima capa. Una Muerte que busca al hombre en su soledad. Y le pregunta: “¿Estás preparado?” El Caballero le contesta evangélicamente: “El espíritu está pronto, pero la carne es débil”. Es la pulsión de vivir y la intensificación del pánico a lo desconocido. Ese caballero, Antonio Bloch, viene de luchar diez años en las Cruzadas. Quiere creer en Dios pero no acaba de conseguirlo. Se resiste a morir. Le propone una partida de ajedrez a la Muerte y esta acepta. Estamos ante un hombre tan íntegro como atormentado. Nadie, sino el único personaje vidente de la película, el comediante que aparecerá después, sabrá de esa partida en la que, en cada movimiento, el Caballero queda más cerca de su final, pues la Muerte es invencible, es inapelable, es inmisericorde.

Lee el resto de esta entrada

CALLA LA NOCHE, Francisco Gómez

Estándar

AJS1 en Pixabay

 

Noche, ya no me hablas

Tu silencio es la gran incógnita

de estos días inciertos

con sabor a escepticismo

Te pregunto

Guardas la calma de tus adentros

¿Ya no te importa el destino de los hombres?

Tengo la mochila repleta de interrogaciones

No veo respuestas en las calles

en los ojos que evitan

en la soledad verdadera de la mar

en los niños que miran con miedo

Me duelen muchas cosas, demasiadas

Acepto tu indiferencia

Una más entre todas las que corren

Comprendo que no importe

Casi nada importa a casi nadie

La luz reniega de nuestra presencia

Se abre paso la noche

Su silencio insondable

 

Ejercicios de incertidumbre 26, Javier Cebrián.

Estándar

 

FLUENCIA (Viva la Vida)

 

A Jesús

A Aurora

Fluencia es un sustantivo femenino que expresa la acción y efecto de fluir en una primera acepción, o el lugar donde mana o empieza a fluir un líquido, en una segunda, según el Diccionario de la lengua española de la RAE.

A mí este sustantivo me va a servir, hoy, para hablar de la vida y de la muerte, o de la muerte y de la vida. Ya he dicho en diferentes ocasiones, y también lo he escrito, que me aterra la idea misma de la muerte, y que esta es una de las razones por las que escribo, con la vana intención de comprender la vida. La vida es un suceso. Y en ese suceso está comprendida la muerte, no se entiende una sin la otra, el suceso y su final, vida y muerte. Es por ello que escribo muy poco, de manera explícita, acerca de la muerte, pese a ser uno de los temas principales de mi escritura, ya sabéis, el subtexto, lo importante es lo que no se dice. Quizá sea un poco taxativo, dramático, que haya dicho que me aterra la idea misma de la muerte, pero es que a mí me pasa como a Woody Allen1, no es que tenga miedo a la muerte, lo que no quiero es estar allí cuando ocurra. Y además como el mismo Allen replicó en una rueda de prensa: estoy totalmente en contra.

Lee el resto de esta entrada

MOSAICUM 26, por Juan Lozano Felices.

Estándar

 

CAETANO VELOSO Y ROBERTO CARLOS. UNA HISTORIA DE ENCUENTROS Y DESENCUENTROS.

“Debaixo dos caracois dos seus cabelos” – Roberto Carlos.

“Fuerza extraña” – Roberto Carlos.

“Força extranha” – Roberto Carlos – Caetano Veloso.

 

La historia de la música brasileña está llena de nombres míticos: Joao Gilberto, Tom Jobim, Baden Powell, Toquinho, Astrud Gilberto, Vinicius de Moraes, Sergio Mendes, Gilberto Gil, Elis Regina, Chico Buarque, María Bethânia…. Todos ellos vinculados al ámbito de la Bossa-Nova, una mixtura procedente de la samba y el jazz. Pero hoy nos detendremos en la historia cruzada de dos artistas con distintas concepciones artísticas e ideológicas.  Hablo de dos grandes músicos; Caetano Veloso y Roberto Carlos; y nos hemos de situar a mediados de la década de los sesenta. Caetano era un intelectual de izquierdas, poeta, cineasta, compositor y músico experimental. En 1967 había sido el fundador de un movimiento conocido como “Tropicalismo” junto a Gilberto Gil y Gal Costa que supuso un impulso para la renovación de la música popular brasileña. Roberto Carlos era la gran figura del pop, había comenzado su carrera artística a finales de la década de los cincuenta emulando a Elvis Presley (pese a su movilidad limitada por una pierna ortopédica) y su popularidad fue creciendo de forma ciertamente desmedida. De hecho, en Brasil, Roberto Carlos es la única figura en compartir con Pelé el título de “O rei” en cualquier ámbito. Pese a haber frecuentado los mismos lugares, Roberto Carlos y Caetano Veloso no eran amigos. Es más, Caetano desconfiaba de un cantante como Roberto Carlos que cultivaba géneros foráneos a la música brasileña y “americanizaba” a la juventud. A finales de los 60, Roberto Carlos había dado un giro a su carrera, hacía la canción melódica y en 1968 había sido el primer cantante no italiano que había ganado el Festival de San Remo con “Canzone per te”. Por aquel entonces Caetano Veloso vive exiliado en Londres junto a Gilberto Gil ya que veían peligrar su seguridad en Brasil bajo la dictadura militar. Estando en Europa, Roberto Carlos tuvo entonces el gesto de visitarlos en su casa de Chelsea y poco después compuso con Erasmo Carlos la canción “Debaixo dos caracois dos seus cabelos” (1971) que secretamente estaba dedicada a Caetano. Una de sus más hermosas canciones lo cual no es poca cosa para un artista que cuenta en su repertorio con canciones como “Detalles”, “La distancia”, “El gato que está triste y azul” o “El progreso”.  La letra, traducida del portugués, decía:

Lee el resto de esta entrada

“LAS FOTOS DE PACO UCLÉS”. Francisco Gómez

Estándar

El otro día vi una fotografía que el historiador y director de la cátedra Pere Ibarra de la Universidad Miguel Hernández, Miguel Ors Montenegro, colgó en Facebook: la imagen de la fachada de la casa Roca Togores que el fotógrafo de La Verdad, Paco Uclés, había captado en 1986. Poco después el profesor colgó otra foto significativa, el derribo de la antigua estación de tren en 1976. Estas instantáneas, que en su momento, fueron actualidad rabiosa, con el paso de los días se han convertido en testimonio de un tiempo ido, desaparecido y en muchas ocasiones, olvidado. Esta city tiene esta cualidad: correr rápida hacia el futuro y olvidar su pasado, sus símbolos, sus gentes que la construyeron. Estas imágenes, según me dijó Miguel Ors las ha donado Juan Antonio Asencio “Maier” a la cátedra para que nada se pierda.

Lee el resto de esta entrada

NOVEDAD- Colección FiF%ty

Estándar

Nace nuestra colección Fif%ty, con 2 libros sobre el confinamiento con miradas muy distintas.

A partir de mañana DISPONIBLES en algunas librerías de Elche, Alicante y provincia.

Y también mediante pedido en nuestro correo frutosdeltiempo@gmail.com

 

Los Confinados (diario)

Eduardo Boix

ISBN 978-84-120427-8-8

122 páginas

9 euros + 3 euros de gastos de envío. Previo ingreso en la cuenta bancaria de la editorial de la que te iformaremos en el correo privado.

Así termina (poesía)

Natxo Vidal

ISBN 978-84-120427-9-5

84 páginas

9 euros + 3 euros de gastos de envío. Previo ingreso en la cuenta bancaria de la editorial de la que te iformaremos en el correo privado.

 

Dos pequeños grandes poemarios. Acerca de “SKETCHES OF NEW YORK” de ROSA CUADRADO y “ESTANCIAS EN LA FINITUD” de JAVIER PUIG.

Estándar

Por Juan Lozano Felices.

Las dos plaquettes que nos presenta Frutos del Tiempo, “Sketches of New Work” de Rosa Cuadrado y “Estancias en la finitud” de Javier Puig, vienen a revalidar la importancia de un proyecto poético como “Plaquette-Cuadernos de Poesía” que aúna diferentes voces y estilos de poetas, hoy por hoy afincados en la provincia de Alicante. Una colección nacida de forma discreta pero que avanza con paso cada vez más seguro, alcanzando con estas nuevas incorporaciones el palmario conjunto de la docena. Vaya por delante mi enhorabuena al editor y a los dos compañeros de colección por sus respectivas propuestas, distintas en miras y presupuestos. Frutos del Tiempo además, ya ha anunciado otro proyecto, hermanado con éste en formato y espíritu, pero de textos en prosa y cuyo advenimiento muy pronto tendremos la ocasión de celebrar.

Lee el resto de esta entrada