Javier Lostalé. IES Misteri d’Elx

Estándar

Lectura de Javier Lostalé QUIEN LEE VIVE MÁS, en el IES Misteri d’Elx, viernes 28 de abril de 2017, 11.30 horas.
DENTRO DEL CICLO DEL DÍA DEL LIBRO 2017 ORGANIZADO POR LA CONCEJALÍA DE CULTURA DEL AYUNTAMIENTO DE ELCHE, coordinado por Ediciones Frutos del Tiempo.

Javier Lostalé. Ciclo día del libro 2017. Quien lee vive más. Elche

Estándar

Javier Lostalé, Ciclo: Quien lee vive más, organizado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Elche, coordinado por Ediciones frutos del Tiempo. Viernes 28 de abril de 2017. Sala Cultural La Llotja Elche

 

Presentación: Los Iberos, de Rafael Ramos

Estándar

Almuzara presenta Los Iberos. Imágenes y mitos de Iberia de Rafael Ramos

La obra fundamental para conocer al primer pueblo de la memoria hispana

9 de mayo de 2017.- Los Iberos es el título de la obra del arqueólogo Rafael Ramos. Un libro fundamental, editado por Almuzara, para conocer el arte y los mitos del primer pueblo de la memoria hispana.

En este volumen el autor desarrolla un interesante estudio sobre el territorio ibérico y lleva a cabo una localización y descripción de sus pueblos. Asimismo, define, entre otras cosas, cómo eran sus aspectos socioculturales.

Igualmente, aporta una detallada descripción de sus piezas artísticas más significativas. Y es que las imágenes, según su autor, “permiten identificar divinidades a las que rindieron culto y asociar a ellas relatos directa o indirectamente transmitidos por los llamados textos clásicos”.

Pero esta obra también va más allá de la visión que tenemos de ellos como un pueblo guerrero. Lo cierto es que los iberos mostraron un gran interés por el arte y sus distintas manifestaciones.

Y así, a través del análisis de la imaginería ibera, el autor deduce que existió una primera fase ibérica en la que fueron los monarcas quienes, con las representaciones plasmadas en sus monumentos funerarios, quisieron legitimar su estirpe y su poder. A partir de finales del siglo V a. C., el control de los territorios y las fundaciones de ciudades dependieron de una aristocracia que se consideraba descendiente de un héroe forjador del linaje de su pueblo.

Rafael Ramos Fernández es Arqueólogo, Miembro de la Real Academia de la Historia, Vicepresidente y Director de la Fundación Universitaria de Investigación Arqueológica La Alcudia, Profesor Honorífico de la Universidad de Alicante y Miembro de la Asociación Profesional de Arqueólogos de España.

Ha sido Director de los Museos Arqueológico «Alejandro Ramos Folqués» y Monográfico de La Alcudia, Director del Instituto de Etnología de la Comunidad Valenciana, Director de las Excavaciones Arqueológicas de La Alcudia, El Parque, El Promontorio y Caramoro.

Ostenta la Medalla al Mérito en las Bellas Artes 1996 de la Real Academia de San Carlos, es Jefe del Departamento de Arqueología y Prehistoria de la Facultad de Letras de la Universidad de Valencia en el C.E.U. de Alicante, Secretario de Congresos Nacionales de Arqueología y Numismática, Secretario General del Consejo Valenciano de Cultura y Presidente de su Comisión de Patrimonio Histórico.

Portada:

http://www.grupoalmuzara.com/libro/9788416776542_portada.jpg

Ficha del libro:

http://www.grupoalmuzara.com/libro/9788416776542_ficha.pdf

EL ESTADO DE ÁNIMO DE LOS DEL ELCHE CLUB DE FÚTBOL, Por Pere Vicente Agulló

Estándar

http://www.diarioinformacion.com/opinion/2017/05/25/animo-elche-club-futbol/1898293.html

 

Para opinar sobre algo de lo que opinan todos los expertos (cada aficionado al fútbol suele ser un entendido en la materia, parece saber más que los técnicos de su equipo), a veces, es oxigenante captar el punto de vista del profano (el mío); desde algo de distancia se puede ver una imagen o situación mejor que si tenemos los ojos pegados a ella.
La situación del Elche, por lo que voy percibiendo, es: pésima, preocupante, catastrófica, desastrosa, de estado crítico, de enfermo en la UCI… y demás adjetivos que no incitan precisamente a la alegría. Por lo visto, el asunto es grave y aquí, de lo que se trata es de buscar culpables para saber a quién hay que crucificar.
Pero ¿quienes son -o somos- los responsables de esta tribulación colectiva?, ¿quién es “el Elche”?: ¿Son los dirigentes hipercriticados y maldecidos por su nefasta gestión?, ¿los jugadores, esos presionados, cual gladiadores, a los que les pedimos el sacrificio final para “que nos salven del infierno horrible del descenso”?, ¿o quizá los paganos aficionados (contribuyentes) que no están adiestrados para derrotas ni vacas flacas y que actúan como un tornado emocional que se dispara para la alegría o para lo contrario?; ¿o también los medios, que amplifican la importancia de la temática: la tarea de estos profesionales del deporte (o más bien decir sólo del fútbol; y tampoco del juvenil ni del femenino que apenas lo mientan) está basada en no dejar de echar gasolina (provocarnos alegría o frustración sin apenas término medio; obviando que esto “debería ser” un deporte; oí quejarse a Toril de eso) al incendio emocional colectivo.
Por tanto, si dividimos las culpas, y los del Elche somos todos (o casi)… pues casi nadie nos libramos de una porción de culpa en este drama de finales de mayo de 2017.
¿Porqué percibimos esta realidad de forma tan trágica?, ¿se acaba el mundo si se desciende donde Murcia y Alicante están?, ¿siempre debemos ser de primera? ¿En qué se ha convertido el fútbol actual? Galeano, en sus libros “Su majestad el fútbol” y “El fútbol a sol y sombra”, dijo que esto fue y debe ser un juego para divertirse todos y no un negocio para manipular el sentimiento de las masas. Por lo vista casi ningún hincha de este mundo lo leyó.
Volviendo “al Elche en estado de coma” y a los culpables. Se dice de los jugadores que, como se les paga, se les debe exigir todo. ¿Todo vale? Tal vez, en el teatro, si los actores, nerviosos, fallan y lo pasan mal: el público los alienta con aplausos. En la grada y en la clasificación no hay tanta condescendencia con los que nos decepcionan. No se empatiza con estos muchachos – no olvidemos que son humanos y lo deben estar pasando muy mal- que, a su edad, todavía no son tan fuertes psicológicamente. Ahora nada les sale bien y los denigramos.. y posiblemente en estos días sólo escucharán el mantra: “Reus, Cádiz, Oviedo…. ser o no ser..vida o muerte..”. Nos fijaremos en lo que salga de sus botas pero no en sus caras de ansiedad ni en sus músculos entumecidos por la presión y menos en su corazón agarrotado por tanta responsabilidad… Ignoro cual será este final de liga pero deberíamos reflexionar hacia dónde vamos con esta beligerante forma de tratar a esta joven gente de la cancha (por muy bien pagados que estén); dejar de hacerlos responsables de nuestra frustración.
Concluyo con en el deseo de que no se nos coma tanto el coco con tragedias artificiales, de seguir sería como profesionalizarnos todos/as en la idiocia colectiva y olvidarnos que el fútbol, como el billar o el parchís, también es un juego en el que no basta con tener toda la voluntad (y la presión) de ganar e influyen factores como el azar carambolesco o el fallo humano; si sustituimos a los jugadores por máquinas tal vez eso se solucione pero no quiero dar ideas, ya hay suficientes distopías literarias. Sonriamos a la buena suerte y aceptemos con calma y deportividad la “no suerte” o la de los demás.

Pere Vicente Agulló, miembro de la AGRUPACIÓN LITERARIA “EL PICUDO BLANCO”

AUSENCIAS, por Francisco Gómez

Estándar

No dejo de asombrarme de la capacidad, de la rapidez con que olvidamos a los que se han ido y estaban hasta hace poco a nuestro lado. Como si nunca hubieran sido en esta so(u)ciedad fría, rápida, competitiva e indiferente que entre tod@s hemos y estamos cavando.
Como si el rastro por nuestras vidas no importara y no pudiéramos o quisiéramos, aunque sólo fuera unos pocos segundos, dar cuenta de ausencia de su falta, de su carencia entre nosotr@s.
Alguien a quien estimé me acusaba, entre otros múltiples fallos, de estar anclado en el pasado y esta “anormalidad” no me permitía vivir el presente y mirar con ojos confiados el futuro. Uno esbozaba una media sonrisa irónica y rumiaba para sus adentros: “vivir día a día con sus historias y azares, ¿no es echar las redes en el presente?
Desde aquellas vacuas aseveraciones que demostraban conocerme menos de lo que presuponía, he soportado tormentas y sigo adelante en este oficio de vivir. Sé bien que nadie me recogerá si quedo en un rincón. Encadenar días, tardes y noches, ¿no es vivir el presente y las sucesiones de presentes una caminata lenta y prolongada hacia el futuro? Observo a veces que la ignorancia es muy atrevida y casi nadie conoce a casi nadie. En fin…Dos nuevos libros publicados, ¿no es vivir en el presente, caminar hacia el llamado futuro…?
Sí, es cierto que cada vez hay más huecos en las galerías y en tardes doradas y noches desoladas, a veces nos visitan los fantasmas y los recuerdos pero, ¿quién no lleva una mochila en las costillas después de medio siglo en sus piernas?
Vuelvo a la cuestión inicial. Esta so(u)ciedad olvida demasiado rápido cuanto desea ignorar. El otro día falleció un buen hombre, un buen vecino de mi escalera, Nicolás. El único que se acercó de toda la comunidad a dar el pésame a la familia al tanatorio y la misa de su entierro fue este muá. Lo siento, pero para quien escribe, éste es un signo inequívoco de los tiempos deshumanizados, fríos e indiferentes que vivimos, que padecemos, nos asolan. Y a todos nos afectará. No lo duden. Si tú hoy pasas y no respondes a la llamada de humanidad que debería habitar en ti, mañana te olvidarán a ti. Así de claro, así de duro. Así de cierto. El hombre del siglo XXI, más comunicado, más informado de la Historia, con cientos, miles de supuestos amigos en las redes sociales, es el hombres más solo de la Historia, con menos valores y creencias para sostener su casa, guarecerse bajo techo cuando lleguen las turbulencias, los terremotos interiores, las desolaciones. Que llegarán…
Mi buen amigo Diego, también mayor, que caminaba con la curva de la interrogación entre el bastón y la gorra, con su mirada oculta tras sus gafas, también decidió un día de tantos visitar el otro lado y casi nadie advirtió su desaparición, su marcha, su ausencia. Sólo sus hijos y algún buen vecino. Y poco más, poco más. Los demás, olvido e indiferencia. Sentí que luchaba contra los gigantes de esta so(u)ciedad deshumanizada y rauda. Sentía, sabía que mi batalla estaba perdida de antemano y la rabia no serviría sino para acumular hiel en mi sentimiento y destrozarme. Díjeme: “nene, tienes que cuidarte de agentes externos patógenos. Deja que cada quisqui corra con sus velocidades…”
Cada día hago un recorrido mayor por un espacio, quietud de eternidad, reposo en silencio. Cada vez mi via crucis personal es más largo, prolongado en este lugar mítico. Allí estaba sentado mi buen amigo Antonio que ha vivido muchas guerras entre sus cansadas y nervudas manos morenas llenas de faenas y fatigas. Sentado con su barret negro y su ropa que refleja tantas sombras. Ojos negros de luchas, sacrificios, esfuerzos y derrotas, me decía con palabras escasas: “Se me ha ido lo principal”. Estúpido le decía que tenía a sus hijas, sus nietos. Palabrería barata que no ha vivido tantas jornadas, tantas caídas, tantas amarguras entre sus manos y han castigado un corazón de hombre digno y bueno. “Ya no sé qué voy a hacer”, creía entenderle al acercar el oído a su labios en retroceso.
No era capaz de decirle mis tonterías mientras pensaba en su Paca, su mujer, su compañera de vida por las intrincadas sendas de los días. Me miró. Nos miramos. Las lágrimas casi asomaban a sus ojos negros de pena negra por esta vida oscura. Nos dimos la mano, nos abrazamos. Nos besamos en las mejillas como hombres que hablan sin palabras. Me fui con la frente baja y casi con un no sé qué en los ojos. Silencioso y callado mientras pensaba en mi padre, en Nicolás, en Diego, en Paca, en Rosario, en…
La so(u)ciedad quedaba a lo lejos. Tras las colmenas.

Francisco Gómez

Premios de la crítica valenciana.

Estándar

 

http://clave-escritores-valencia.es/fallo-premios-de-la-critica-xxxvi/

http://www.diarioinformacion.com/cultura/2017/05/20/alicantino-agustin-perez-leal-ilicitano/1896599.html?utm_source=whatsapp&utm_medium=envio3&utm_campaign=alertawhatsapp

https://frutosdeltiempo.wordpress.com/2016/05/02/sobre-de-este-pan-y-de-esta-guerra-1916-el-ultimo-libro-de-cuentos-de-jesus-zomeno-por-javier-puig/

https://frutosdeltiempo.wordpress.com/2016/02/23/de-este-pan-y-de-esta-guerra-1916-de-jesus-zomeno-prologo-de-juan-lozano-felices/

https://frutosdeltiempo.wordpress.com/2016/02/13/resena-de-la-presentacion-del-libro-de-este-pan-y-de-esta-guerra-de-jesus-zomeno/

https://frutosdeltiempo.wordpress.com/2016/06/20/presentacion-de-este-pan-y-de-esta-guerra-1916-por-jose-luis-zeron/

https://frutosdeltiempo.wordpress.com/2016/03/03/video-de-la-presentacion-del-libro-de-este-pan-y-de-esta-guerra-de-jesus-zomeno/