Algunos corazones solitarios, de Rafael Camarasa

Estándar

METAFÍSICA

Podía reconocer su derrota

pero jamás ceder el orgullo

por eso en la breve carta

no mecionó la palabra “vuelve”.

Si acaso la diluyó en cuatro líneas

Colección Lunara Poesía nº 5, Premio Lunara Poesía 1992, portada Daniel Monzón

Colección Lunara Poesía nº 5, Premio Lunara Poesía 1992, portada Daniel Monzón

que hablaban de casualidades.

De un ángel sobre París

que cayó en un tendido eléctrico

recordándole en el apagón

que aún conservaba su mechero.

 

 

 

EL HOMBRE TRANQUILO

Condujo el Packard hacia las afueras

y se detuvo en el acantilado.

Lo justo para comprobar si otra dura jornada

le había ahogado los sentimientos. Allí,

donde la ciudad era una línea bajo el alba de su sombrero,

deshizo el nudo de la corbata

y la lanzó con elegancia al abismo.

Agitadas serpientes de espuma

en una mar que todo lo arrastraba

no pudieron evitar el reflejo

de la seda roja que caía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s