CLARO DE LUNA, por José Pedro Vegas

Estándar

El violento impacto del disparo ha roto la resurrección de la mañana y zarandeado cruelmente mis ilusionados proyectos de futuro. Al principio no siento físicamente ningún dolor. Sólo la impresión de que algo, envuelto en ruido, ha chocado inesperadamente contra mí. Me tambaleo sobre la borda de la barca  que he alquilqdo esta mañana (buscando quizá esa paz esquiva  que juega al escondite con todos nosotros), pero no tardo mucho en tropezar, perder pie y caer pesadamente hacia fuera, hacia un mar inesperadamente hostil. Primero me acomete la sorpresa, un susto bruscco, la impotencia de no poder comprender. Luego, poco a poco, llega el dolor. Pataleo como si estuviera en el útero materno y quisiera salir,pero ¿cómo? Deseo librarme como sea de de esta sensación que es dolor (y sangre) .y que se cuela dentro de mí anegando mis sentidos.
El golpe contra el agua me ha espabilado momentáneamente. Creo que me estoy hundiendo, a pesar de mis torpes y vanos movimientos de liberación. Abro la boca para respirar y trago agua. No, es sangre. Me pesan los pies terriblemente. Me estoy sumergiendo en un espacio vacío que no puede sostenerme. Me hundo hacia lo desconocido, hacia el misterio.
Ni siquiera puedo entender la orientación y procedencia del disparo, aunqque sí su autoría, la pasión  de un dedo alocado que empuja  el gatillo de mi destino…Se apaga el sol. Me invaden colores y sentimientos oscuros. No veo ninguna luz. Sólo creo percibir, forzando  mi dañada atención, las voces y el apresuramiento de un velero amigo que me seguía.
Mi cerebro es como un huevo pasado por agua. Blando, acuoso. No sé cómo, pero de pronto se carga  automáticamente de imágenes en color. Imágenes de plastilina, efímeras y cambiantes. Entre dolorosas y placenteras. Una corriente de imágenes que se atropellan como las aguas de un río en primavera y que me dejan desconcertado, incapaz de comprender. ¿Ha sido el disparo un ataque a mi intentio de comprender el mundo, pese a quien pese, o de perseguir la cola de ese cometa errante que se llama paz ?
Pero las imágenes desaparecen, se esfuman como la tramoya provisional de un teatro. Lo cierto es que me hundo en el caldo de ni esencia, de mi ser destinado a no ser. Sufro. De nuevo se agolpan recuerdos lejanos  que no sé si me sustentan o me persiguen. O quizás tan sólo me estén diciendo adiós. (¿Estoy soñando? ¿Cómo puedo saber si estoy soñando o no?
Tengo ahora la impresión, pero no sé si es ficticia, de que rostros conocidos se asoman en este momento desde arriba, desde la cada vez más lejana superficie del agua, como si se tratara del brocal de un pozo  donde apoyarse. Y parecen preocupados, inútilmente preocupados. Imagino que Anthony y Bill llegan corriendo y me gritan: “¡Ánimo, muchaco, cheer up!” Lo mismo, o algo parecido, me gritan animosamente Carlos, Marisa y Julián que deben estar a punto de llegar a Ibiza para discutir conmigo un nuevo programa de esperanza.
Lentamente se desvanecen las figuras y los rostros. Estoy llegando al fondo de mí mismo, ¿o es el fondo del mar? De pronto escucho (o me parece) el chapuzón de cuerpos que caen. Es como si se tiraran en paracaidas. Bajan tan despacio que no creo que consigan llegar a mí. Me parece entrever el bikini amarillo de Delia, sus manos tendidas con esfuerzo
Siento una opresión en el pecho como si alguien (lo cual es imposible) se hubiera sentado encima. Me esfuerzo en respirar sin éxito…hasta que noto una extraña languidez que me invade como un potente somnífero.
Me estoy ahogando, lo sé. El sol ha desaparecido y me llega el latido de la oscuridad de la noche. Hay, sin embargo,  una cierta claridad de luna. Me dejo arrastrar por una ingravidez casi sensual…Entonces, de algún modo que no acierto a comprender, creo escuchar los primeros compases del “Claro de luna” de Debussy. Sus primeras notas, al piano, se abren paso y mecen mi cerebro. Me deslizo, hipnotizado, por una nueva dimensión…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s