LAS PALABRAS Y LOS DÍAS, por Francisco Gómez

Estándar

Texto leído por el autor en el acto celebrado el día del libroDía Libro 2015 Francisco-page-001
  Como es de bien nacidos ser agradecido, doy las gracias a los presentes, en especial a los responsables de Bibliotecas Municipales de la “city” por estar aquí para celebrar la fiesta de la palabra en honor de D. Miguel de Cervantes el bueno, quien sus restos al parecer han sido definitivamente descubiertos en el convento de las Trinitarias, sito en el barrio de las Letras de Madrid donde también moraron contemporáneos ilustres de la calidad de Lope de Vega, Calderón, Quevedo y Góngora en el siglo más refulgente que han visto nuestras letras.
    En El Toboso, patria de la sin par Dulcinea, que según las lenguas y los cronistas, inspiró a D. Miguel para crear el personaje inmortal de una muchacha de la que se enamoró Alonso Quijano, nació también mi madre, Angelines Rodríguez García. Así las cosas, este hombre en llamas que les habla hoy difícil tenía escaparse de la hermosa locura de leer, escribir y a veces incluso publicar.
    Una literatura personal, que habla y reflexiona sobre temas que a todos nos afectan: los padres, la infancia, la amistad, la amada e inquietante soledad, el tiempo que se escapa entre los ojos, el misterio insondable de la vida y la muerte. Una literatura desde el corazón que impulsa a los dedos a escribir textos a mano (algún amigo cuenta que conserva celosamente algún manuscrito por si algún día adquiere valor). Buen amigo iluso, piensa uno.
    Mis referencias pueblan las circunstancias de muchos: Elche, la “city”, arquetipo de todas las ciudades en las que vive y muere el hombre contemporáneo, escéptico de las instituciones y los poderes que le ahogan para refugiarse en su polis, espacio físico y temporal donde transcurren los episodios fundamentales de su vida.
    Una literatura de ausencias y pérdidas que no olvida el resplandor de la esperanza a pesar de todo. Una necesidad de contar con letras mi canción para quien conmigo quiera pasear y hablar de amigos, amores, temores, deseos, miedos, sueños…
Hay quien aborrece de la literatura personal e incluso no la considera tal. Error en mi opinión pues así no habría poesía, memorias, biografías, autobiografías, diarios e incluso novelas.
    La “city”, espejo del trasunto y la tragicomedia humana en la vertiente del articulismo que no olvida mi historia como periodista y los relatos como forma de situarme en el XXI siglo son los quehaceres que escribo a golpe de corazón, sentimiento y reflexión en mis artículos, relatos, microrelatos y poemas (faceta que no hago casi pública pues no me considero poeta)
    Les invito entonces a conocer los cinco hijos literarios que hasta la fecha han surcado las imprentas: “Los días sin ti”, el primer libro, “Sueños de nadie” y el colectivo “Ciudades de paso” dentro del campo de la narrativa. Y los libros de artículos “Crónicas de la city” y “Crónicas de la city-2”, retrato de una ciudad y sus personajes no siempre conocidos con una visión suave de las cosas. Los relatos, en cambio, campan por el hermoso y terrible mundo donde vivimos y los fantasmas, dudas, alegrías y esperanzas que esperan al hombre a caballo entre dos siglos.
    Reivindico (si no, no sería el hombre que está con vosotros) que el Ayto. de la “city”, bien sea a través de Cultura, Educación, Bibliotecas o quien sea, ponga en marcha una campaña de acercamiento de los escritores ilicitanos al público lector allí donde están (institutos, centros de FP, Escuelas de Adultos, universidades, la UMH, por ejemplo y la universidad de la experiencia) como forma de conseguir nuevos lectores y futuros escritores entre los jóvenes y personas con deseos de conocer la literatura que se escribe aquí y quizás así demostrarles que han equivocado al elegido para hablar en este Día del Libro pues muchos escritores de esta “city” pueden ejercer este oficio mejor que uno.
Planteo a este Ayto, que desarrolle en la “city” una semana de literatura histórica, erótica, fantástica o del ramo que se estime para situar a Elche en el mapa literario español así como diseñar un premio de narrativa y/o poesía que concite el interés en las cuatro esquinas de las Españas pues siento decir que la literatura es aquí, al igual que en otros lugares, la pariente pobre de la cultura cuando los libros, al decir cervantino, engrandecen el espíritu y el juicio de los lectores y nos convierten en personas con criterio y pensamiento más dificiles de manejar. Y por favor, que Cultura compre libros para las bibliotecas pues si no, éstas se convierten en mausoleos.
    Quiero leerles un fragmento del poema “Para quien escribo” del enorme poeta Vicente Aleixandre que, a mi parecer, no tiene todo el brillo del reconocimiento de otros poetas, entre comillas, más oficializados.
Y a todos, darles las gracias por conmemorar hoy, una vez más, la fiesta de la literatura y los libros.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s