EL HOMBRE ERRANTE, por José Pedro Vegas

Estándar

El hombre salió de casa sin un proyecto claro sobre qué hacer o adónde dirigirse. Sólo tenía una vaga idea de dónde se encontraba. La noche era un paraguas en la que cobijarse de extraterrestres o ideas.construyendo-puentes

Se puso a andar hacia algunos reflejos que sintió brillar a lo lejos. Focos. Tal vez una iluminación de película antigua en blanco y negro.

Del mismo modo escribo yo ahora sin saber qué escribir. A mi mesa saltan reflejos a través de la cortina cerrada.

El hombre siguió andando. Unas veces cuidadosamente despacio, como tanteando un terreno minado antes de apoyar el pie. Posiblemente le amedrentaba el terror a lo desconocido. Otras veces, siguiendo como un arebato de locura, caminaba a grandes zancadas, sin saber que la felicidad no se alcanza nunca por mucha prisa que uno se dé.

Por eso yo escribo con parsimonia, sin inmutarme por el ruido insistente del teléfono o las voces exorbitadas de los vecinos.

El hombre parecía ir caminando por el decorado de una película, porque nada era real. Es decir, no existían calles empedradas, ni campos minados, ni reflejos en las esquinas jugando al escondite con la oscuridad. (¿Existía acaso él?)

Uno no puede caminar sin, al menos, una mínima certeza de su propia existencia. Yo estoy escribiendo, luego existo. Pero, ¿no cesará mi vida en el momento en que concluya estas líneas?

Al fondo del decorado (o de la realidad, o de la vida) existe un puente. El hombre camina ahora inexorablemente hacia el puente. Le atrae la mágica curva del puente, su sentido de estar suspendido en el aire sobre el vacío. Pero el puente separa (o une) dos orillas. Y el hombre se queda en el medio del puente indeciso, sin saber qué partido o dirección tomar.

Yo estoy harto de escribir. No tiene sentido esta postura mía inclinado sobre el papel, cuando ni intento decir nada ni sé qué quiero decir.

En el puente han empezado a rodar una película de guerra. Como hay tantas guerras por todas partes, el hombre no sabe exactamente de qué guerra se trata y quiere escapar. Relampaguean en el aire mil cohetes de fallas que hacen añicos el paraguas de la noche…

El hombre muere. Sí, de verdad, así de fácil. El hombre muere en una refriega con que ha tropezado al salir sin destino de su casa. Una refriega que corresponde, según creo, a la filmación de una película de guerra.

Me atrae el puente que he creado con mi pluma. Mientras alguien golpea en mi puerta y unos niños chillan en el patio, me siento embrujado por ese puente que ahora, después de la batalla, recupera su belleza de rincón inexistente y profundo.

Suena de nuevo el teléfono y un vecino (¿qué vecino?) me llama. No importa. Los reflejos que se cuelan por la persiana hacen vibrar mi imaginación. El puente hunde sus pilares como en arenas movedizas. Me inunda el placer de hundirme, yo también, en las aguas inescrutables de mí mismo.

Entonces subo al pretil y salto desde el puente contra la noche. Y sólo mi pluma queda flotando sobre las aguas…

An ultra-orthodox Jewish man leaps from one rooftop dome to another on top of the grave of Rabbi Shimon Bar Yochai  during Lag Ba-Omer celebrations at Mt. Meron in northern Israel, early Sunday, May 6, 2007. Tens of thousands of worshippers gathered to celebrate Lag Ba'Omer which marks a divine sent plague that killed thousands of disciples of a revered Rabbi in ancient times. The holiday also marks the anniversary of the death of Rabbi Bar Yochai, a famous rabbi who died approximately 2000 years ago according to Jewish tradition and was a prominent leader in the rebellion against the Romans. (AP Photo/Ariel Schalit)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s