Deborah y Kamogga (hijos de África) por Ángeles Campello

Estándar

DEBORAH

concierto

Eres gacela asustadiza,

recelosa y desconfiada.

La tristeza y la ausencia

predominan en tu mirada.

Nabulya, princesa Ugandesa,

no sucumbas

a las tentaciones de Occidente.

¡Elévate sobre el Altar!

¡Hiergue tu  dignidad!

Nunca más vejación

y maltrato.

Ruge con el poder de tu voz

y marca territorio

pequeña pantera.

Tu alegría resucitó

tras el canto

y nos regalaste

un manantial de carcajadas.

KAMOGGA

Kamogared

Noche oscura y

abisal en tu piel.

La sonrisa franca

y hermosa.

Tu porte elegante:

simbiosis animal.

¡Ay! Pero tu mirada…

Por entre las contraventanas

de tus ojos enrojecidos

se atisba

expolio y explotación,

sometimiento y crueldad,

humillación, injusticia,

robo de identidad.

No te arrodilles cachorro de felino,

no inclines la cabeza.

Nunca más guantes blancos.

Sopla el vendaval de tu voz

y se abre de par en par

el corazón de África.

Toda ella se manifiesta

en plenitud, ante vosotros:

sol ardiente, desiertos, sabanas…

elefantes, leones, jirafas…

arena, rocas, montañas, baobabs…

lagos, ríos, cataratas…

gorilas, serpientes, cocodrilos…

Tuareg, Masai, Acholi, Zulu

Soga, Baganda, Nkole, Himba…

un crisol de etnias:

EL GOZO DE ÁFRICA, LA JOYA DE ÁFRICA.

abataano2013_cabecera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s