En vacancia, por Javier Cebrián

Estándar

EN VACANCIAplace-715514_960_720

para escribir poesía solo hace falta una cosa: mirar… estar vacante.

José Corredor-Matheos

En algunas ocasiones

por las mañanas

-y esto no lo sabe nadie,

guárdame el secreto

mi desprevenido lector-,

pasear la ciudad.

A veces

recorrer cada callejuela,

cada avenida,

cada plaza

de esta ciudad luminosa

y mirar.

Dirigir mis pasos

hacia los barrios fronterizos,

ocupar un banco solitario

en cualquier parque o glorieta

y mirar,

observar mudo

los corrillos de la gente,

intuir sus conversaciones

o sus sordos quehaceres.

Mujeres y hombres

atareados o vacantes,

personas como yo

que solo observo

en esta ciudad anónima

en los intestinos

de la ciudad oficial.

Un crisol de razas,

de culturas, de lenguajes,

de miradas perdidas,

de risas

o el griterío y los juegos

en un recreo cercano,

el vocerío y el comercio

de un mercado de abastos próximo

o de un populoso mercadillo.

Así dejo pasar el tiempo,

lánguidamente, en vacancia.

Así es mi vida, algunas veces,

sin nombre, vacante, muda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s