Enseres y demonios, por Carlos Javier Cebrián

Estándar

wood-432571_960_720

Dejar de escribir para que no me duelas,

pero quema,

devora,

arrasa

aquí en el pecho.

Renunciar a todo, a nada, a esta ficción forajida,

la extrañeza de vivir, la tormenta, el paso del tiempo,

el amor mentido o verdadero,

la felicidad o la infelicidad, tú y yo,

-malditas quimeras-.

Completar así este flamante catálogo

de enseres y demonios, de derrotas imprecisas

y efímeras victorias…

Yo sé bien que no es triste ni cierto todo lo que se llora,

y que tampoco es real todo aquello que verdad parece,

el verdadero fuego de un infierno ficticio,

este condenado vicio de pirómano exquisito,

buscar cenizas donde no hubo fuego…

Dejar de escribir para que no me duelas

pero me quema,

quema,

devora,

me devora

aquí justo en mi pecho al descubierto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s