Carne viva de Lola Obrero

Estándar

Despertar los sentimientos más deseados por vetados o aletargados que se encuentren. Aguantar sin desfallecer los más desgarradores y dolorosos. Descubrir los más escondidos. Sobrevivir sin cortapisas de uno mismo, o sin miedo a las de otros. Eso es vivir a contracorriente a menudo. Y es hacerlo en carne viva.

 

contracorriente

CARNE VIVA

Es una historia fugaz,
una noche sin amor concebida.
Una pasión que se mezcla,
confundiéndose en sí misma,
que nos atrae y que cautiva.
Es carne viva.

El deseo se despierta,
se despereza… ¡se castiga!
Se adueña del aire que respiramos,
se bebe a sorbos, se mastica.

Es una historia de amor… quizá.
Indómita, traidora y controvertida.
Siempre en carne viva.

Cisne blanco, creciendo a borbotones,
inundando de palomas malheridas.
Toro bravo y perro fiel,
que se debaten,
luchando y lamiendo a la vez sus heridas.

La ley del hombre cual espada de Damocles sobre ellos suspendida.

Las promesas que se atan con cordeles se mantienen incumplidas.
Con lazos de seda se escurren,
se desatan,
y a veces se olvidan.
Sólo la soga del alma se anuda
en carne viva.

Un trocito de pecado enamorado,
cual saeta que atraviesa en estampida. El deseo…
que atropella, que arrebata,
y hasta humilla, siempre es
silencioso transeúnte
por mil noches y algún día.

Lola Obrero De “Certezas y aventuras”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s