REQUIEBROS EN NIEVE Y FUEGO, por Lola Obrero

Estándar

607177591

Suenan claros los pasos en la nieve
caida de unas sienes argentinas.
Lava ardiente fue, fluyendo dulce por la umbría;
llama del fuego que un dia ardió eternamente .

Arrimada a unos labios desangrados,
en desnudas amapolas los convierte.
Así apretada, abre un surco
entre el hueco de los dedos,
calentando el fondo de las manos frías.

Atrapo en el espejo su reflejo enrojecido.
Un destello casi albado, confundido,
conteniendo una sonrisa nacarada.
La retengo un momento, un apenas nada,
rápido se  consume
entre carbones encendidos.

Hoy discurre entre latidos, emergidos
de profundas simas y oscuros albarazos.
Quizá de ellos el agua clara mane muy despacio,
y desvele los secretos que reposan sumergidos.

Quizá del cielo caiga
como ofrenda, el maná blanco,
tierno alimento del fuego desleído,
que un día enamorado, fue sorprendido,
en ansias, por la fuerza de los sueños,
y apenas por las ganas del olvido.

Lola Obrero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s