La mirada de Josefina, por Carlos Javier Cebrián

Estándar

IMG-20160720-WA0000

Vacía va quedando ya

la casa vieja.

Perplejos asistimos

al desmantelamiento de una vida.

Somos nosotros,

a sabiendas pero inocentes,

quienes ejecutamos este silencio.

Tú ya no estás

solo en apariencia

pero aquí permanecen empapados

tu olor que todo lo inunda,

la leve brisa de tu paso

y la profunda luz de tu mirada

desprovista ya de desmemoria

– esa mirada definitiva

que será para siempre mi hogar-.

Una despedida derecha

a la víscera esencial

de este hombre convulso que soy

que contigo aprende a vivir,

al que haces mejor en tu adiós

y en la honda memoria que dejas.

 

Yo sé bien que la pudrición

te hará debido soslayo,

no habrá gusano que se atreva

a profanar tu cuerpo

porque no es un cadáver

lo que resta de ti,

es, en verdad, el rescoldo

de tu grandeza junto a nosotros,

esta verdadera y eterna impresencia…

querida Josefina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s