Bagatelas, presentación en Alicante

Estándar

15844913_1817378675168789_5214786049307686079_o

EL OFICIO.

El oficio de poeta salvaguarda a sus funcionarios. Eficientes empleados de la ineludible métrica y el dogmatismo. Guardias pretorianos de la excelsa sapiencia y del dominio competente y heroico de tal oficio. Enemigos fieros del autodidactismo moderno y la emoción desatada, la bonitura y aquello que les pudiera parecer vívido, cursi; algo así como la vida de verdad, alejada de academias y laboratorios, de sus reglas omniscientes y de todos sus soldados literarios. Siempre dispuestos a la definición elevada de las cosas, esos funcionarios con oficio y beneficio son nuestros enemigos. Ellos son los verdugos, los bandidos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s