Nocturno off line, por Francisco Gómez

Estándar

Amables lectores amigos, ¿se han dado cuenta ustedes (seguro que sí) que un área que abarca dos provincias en un radio de 60 kilómetros, dos Comunidades Autónomas y una población de más de un millón de habitantes entre Elche-Alicante-Murcia y la Vega Baja, no hay transporte público buena parte del horario nocturno? Se produce un apagón de la capacidad de trasladarse de un sitio a otro que abarca más de 7 horas, casi un tercio del día, si uno quiere desplazarse de Elche a Alicante o viceversa o ir hasta Murcia y regresar a Elche o Alicante.
De acuerdo a las informaciones que he tomado como referencia, el transporte en tren de Elche hasta la estación de Murcia del Carmen comienza a las 6.20 de la mañana hasta las 22.45 de la noche. El servicio de autobús entre Elche y Alicante da inicio a las 7.05 de la mañana hasta las 22.15 de la noche y al revés, de Alicante a Elche, de 6.30 de la mañana hasta las 9.30 de la noche. ¿Y luego qué…? Nada. Apagón del transporte público buena parte de la noche.
Ampliar el servicio nocturno público de transporte entre estos núcleos de población seguro que facilitaría el movimiento de la población entre estas ciudades por motivos laborales, sociales y culturales de ilicitanos, alicantinos y murcianos que podrían acercarse más de un sitio a otro sin temer al filo de la espada del último autobús o último tren que te traslade a tu lugar de origen. La rentabilidad social de este servicio está clara. Pero no sólo social. Seguro que también económica. Aportaría un mayor movimiento de personas que no estarían atenazadas por los horarios y los paisanos de unos y otros lugares podrían desplazarse sin tantas limitaciones nocturnas para asistir a actos culturales, gastronómicos, laborales, reuniones y encuentros con gentes de unos y otros sitios.
Recuerdo como si fuera ahora y han transcurrido ya !!21 años!! (Cuán presto escapa el tiempo y se marcha el placer y las horas de la dicha, al dicho manriqueño) cuando mua trabajaba en un medio de comunicación en Alicante y por las noches tenía que salir ¡¡corriendo¡¡ como alma que persigue el diablo, para coger el último tren que salía desde Alicante hasta Elche a eso de las 10 y poco de la noche porque perderlo significaba o quedarme la noche entera allí o coger taxi que me costaba una pasta. Y el tren abarrotado de personal, cansado, durmiente, que como uno, corría desaforado para que no escapase sin él. El autobús se había marchado ya y ésta era la única vía de transporte público que quedaba con la city ilicitana. Hablo de 1997 y observo que muy pocas cosas han cambiado en ¡¡20 años¡¡¡ Al parecer a nuestros queridos políticos y empresarios y fuerzas sociales vivas esta cuestión no les parece relevante…
Otra cuestión no pequeña: desde los medios de comunicación se hace hincapié a través de campañas de televisión, radio, prensa y medios digitales que no cojamos el coche por nuestra seguridad si bebemos o tomamos sustancias estupefacientes. Por nuestra seguridad y la del resto de los conductores. Aquí tienen otro motivo para fomentar el transporte público nocturno. Evitar los desplazamientos nocturnos de vehículos en carreteras y autovías saturadas si los conductores por cansancio u otros motivos no están en condiciones de conducir cuando se apagan las luces del día.
Más motivos, éstos de índole cultural que luego aparejan en muchos casos desenlaces en bares, restaurantes y demás. Muchas presentaciones, exposiciones, festivales, recitales se celebran a últimas horas de la tarde. A partir de las 8 de la tarde y terminan, como pronto, a las 9 o 9.30 de la noche. No tienes más opción que irte en coche o coger un taxi para volver cuando te plazca o salir pitando en busca del último autobús o tren de la noche hasta el día siguiente. Y te pierdes el contacto, la conversación con los demás que enriquece tanto o más como escuchar presentaciones, recitales, conciertos y demás.
Los rectores del transporte público sólo ponen servicio nocturno de transporte en fechas clave: Carnavales, Hogueras, Bando de la Huerta, Entierro de la Sardina, Festes d´Elx… y el resto del año, qué? ¿No nos movemos de un sitio a otro?
Mucho me temo que este artículo no sirva de nada. Un desfallecido clamor en el desierto. Un mosquito que pica pero no hace que el elefante reaccione y con su trompa aleja. Una voz que no interesa en la mar de la indiferencia…
Señores políticos, empresarios, asociaciones de comerciantes y hosteleros pidan que de una vez se implante el servicio de transporte nocturno público entre una gran conurbación de ciudades que reúnen a más de un millón de habitantes.

Ganaremos todos

Seguro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s