OBJETIVO: CENTRO, por Francisco Gómez

Estándar

aquienelche.com

Si hay una cuestión que tiene enredada a la “city” en estos tiempos es la peatonalización de la Corredora y buscar una solución al Mercado Central. En un principio se hablaba de empezar el proyecto de esta arteria principal tras las fiestas de agosto de 2018 pero la oposición de vecinos, comerciantes y parte del espectro político municipal ha replanteado la situación.

elche.com

El alcalde, Carlos González, ha manifestado que la peatonalización de la Corredora y ahora una parte del centro que incluirá parte del Raval, Passeig de les Eres de Santa Llucia hasta José María Buck (ahora Andreu Castillejos) no será posible hasta que se encuentre una salida a la patata caliente del Mercado Central. Para más enredo, el Icomos (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios ligados a la ONU a través de la Unesco), subrayó en un informe en primavera que la declaración del Misteri podría ponerse en entredicho si la actuación en el área del Mercado Central afecta al entorno del drama sacro-lírico (léase tráfico). La presidenta de este organismo, Alicia Castillo, ha manifestado su preocupación por este asunto y ha apuntado que habrá nuevo informe en otoño. El Ayuntamiento plantea una reforma del proyecto del Mercado Central a la empresa concesionaria a la que ésta se niega. Todo pendiente de unas catas arqueológicas que contemplen la presencia de una trama de tuneles de la Guerra Civil en todo el entorno y que obligaría a esta empresa a replantearse el tema. Un galimatías que ha traído y trae de cabeza toda esta legislatura a la Plaça i Baix.
En el diario único (Información-3 agosto-18) en noticia de José A. Mas se anuncia que hay un principio de acuerdo para revitalizar el centro en un proyecto que tendrá una duración de un mínimo de tres años, o sea, para el próximo o próximos gobernantes del sillón principal de la city. No se hará ninguna actuación de envergadura hasta que no se aclare el futuro del Mercado Central que depende de las catas arqueológicas, objeto de la controversia. A la peatonalización de la Corredora se sumará el Passeig de les Eres de Santa Llucia, parte del Raval y Corazón de Jesús, al otro lado del Vinalopó. Se persigue limitar el acceso con vehículo a residentes y servicios públicos y reducir muy mucho el tráfico en las calles Alfonso XII y Ángel. Las líneas de autobús H y F se reorientarán por el Puente del Ferrocarril. Este plan incluye la creación de dos nuevos aparcamientos subterráneos con mil plazas en Candalix y José María Buck con la inclusión de señalización dinámica en los accesos a la city con información en tiempo real de las plazas libres. Todo con la vista puesta en Elche Capital Europea 2030.
La actuación para revitalizar el centro contempla intervenir en Alfonso XII, Juan Ramón Jiménez, Ángel, Plaça i Baix, Corredera, Capitán Lagier, Porta Oriola, Sant Miquel, Fatxo, Porta Xiquica del Salvador y Nuestra Señora de la Cabeza. Tras muchas deliberaciones y reuniones, parece que sí hay acuerdo, con la oposición del algunas fuerzas políticas pero llegar a un acuerdo ha costado. Y mucho. Seguimos siendo “city” y reinventarse no es nada fácil. Otras grandes ciudades han peatonalizado su centro y ha funcionado: casos de Oviedo, Valladolid, Burgos. Y sus paisanos y turistas pasean por las calles y se acercan a los comercios y estos entornos urbanos han limpiado su cara de arrugas y concedido nuevos atractivos a sus vecinos y visitantes.
El aviso es claro; o renovarse o morir. Cada vez son más los establecimientos comerciales que han echado el cierre en el centro, con especial incidencia en la Corredera y cada vez se observa menos ambiente y menos personal paseando por el centro. Calles desoladas sábados y domingos por la tarde. Cada vez más ilicitanos largándose como mínimo al Aljub o a los centros de Alicante o Murcia donde el ambiente comercial y de ocio es, nos guste o no, mucho más atractivo.
El tardeo en la city no ha funcionado como quisieran muchos pubs, cafeterías y restaurantes y sí es atractivo en la vecina Alicante o Murcia. Muchos de estos pubs comentan que no les dejan trabajar como les gustaría por problemas de horarios y quejas de ruidos. Otro motivo para que haya menos marcha por el centro. Uno aún recuerda la cantidad de pubs y tascas que había en la zona en los 90 o la infinidad de discotecas de los 80 o la mayoría de los cines desaparecidos a principios de este nuevo siglo.
La fuga de franquicias en los últimos meses, sobre todo de la Corredera ha sido impresionante. Sin ánimo de hacerles publicidad pues no me va nada en ello, Osho, Massimo Dutti, Pull and Bear, la Magdalena en plena Glorieta hace poco… Sólo queda del grupo Inditex, Zara en pleno cine Capitolio. ¿Seguirá…? ¿No..? Deshojen la margarita.
Está claro que el centro de la city necesita una revitalización porque corre el riesgo de “morir de gloria” por épocas pasadas. Leí en los medios que los comerciantes de la zona se han mostrado renuentes a ofrecer a sus clientes aparcamientos gratuitos en la zona auspiciados desde la esfera pública. Así no vamos, si no queremos seguir anclados en el siglo XX.
Una reforma del Mercado Central, que no sea agresiva con su entorno ni aumente el tráfico, ¿por qué no podría ser posible? Por las mañanas, la parte de abajo, zona de venta de frutas, verduras, carne, pescado y demás y por la noche, espacios de hostelería y cafeterías modernas, atractivas para atraer al personal al centro a disfrutar de una cena mientras, por ejemplo, escuchas un concierto de música o cualquier actividad de ocio. Como uno ha visto en centros comerciales de capitales como Lisboa. ¿Por qué no crear rutas gastronómico-culturales, anunciados en carteles, internete, mupis por la zona, así como en los barrios para que la gente pueda disfrutar de tapeo al tiempo que escucha música o un monólogo o un recital de poesía…? En Granada lo hacen los bares y restaurantes y funciona. Además de las programaciones que siguen como Elx al Carrer, el Festival de Teatro y Música Medieval, las actividades de ocio que se organizan en la Glorieta entre comerciantes y ayuntamiento…
Modernizarse o ir cada vez a menos, un espacio menos atractivo para los ilicitanos y foráneos que deciden marchar a L´Aljub, al Corte Inglés en las afueras o largarse a la vecina Alicante o Murcia. Peatonalizar para dotar de atractivo el centro con una reforma del Mercado Central acorde con las demandas de protección que piden muchos colectivos y demanda el Icomos. O languidecer e ir desapareciendo y crear espacios muertos que sólo tienen actividad por las mañana de lunes a viernes por la actividad administrativa del centro.

Esta es la cosa o al menos así la ve uno
El futuro del centro ya marca su cronos. Tic, tac, tic, tac…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s