Archivo de la categoría: Novedad

Novedad, Una huida imposible de Toni Montesinos

Estándar

https://mailchi.mp/7e60f06e8b77/novedadldh-una-huida-imposible-de-toni-montesinos?e=9fef9d6692

acceso pdf

Anuncios

El cielo de Kaunas de Jesús Zomeño. Presentación en Orihuela.

Imagen

LA BÚSQUEDA DE SENTIDO, por Francisco Gómez, sobre El cielo de Kaunas de Jesús Zomeño.

Estándar

El escritor Jesús Zomeño, albaceteño afincado en Elche tiempo ha, acaba de lanzarse después de 30 años de escritura, primero en los terrenos de la poesía y luego durante dos décadas en el relato corto, al mundo de la novela con su obra “El cielo de Kaunas”, ciudad lituana en el universo postsoviético, de la mano de la editorial valenciana Contrabando con la batuta de Manuel Turégano. Con su libro de relatos ambientados en la Guerra Gorda “De este pan y de esta guerra”, publicado también en esta valiente editorial, Zomeño logró el Premio de la Critica Valenciana hace dos años y ahora se lanza en pos de la primera división de la literatura de la mano de su primera novela publicada.
Su editor, Manuel Turégano, que ha apostado fuerte por Jesús Zomeño y seguro que hará un largo periplo por la piel de las Españas con la presentación de su obra por muchas ciudades y clubes de lectura, afirmó en la presentación de “El cielo de Kaunas” en la librería amiga Ali-i-Truc de la city de Elche que “ha escrito un centenar largo de cuentos y seis libros de narrativa corta”. El azar los llevó a encontrarse con sus “Piedras negras” y aseguró que está siguiendo los mismos caminos que Roberto Bolaño. “Todo responde a un proyecto de Jesús de absurdos territorios, más largos y amplios con un desarrollo mayor de los personajes y las tramas literarias. Ha llegado a su tercera etapa después de ser poeta y escritor de historias cortas”.
Un amigo común, Juan Lozano, afirma de “El cielo de Kaunas” que “el hilo conductor es la huida”. Así lo parece. Como señaló su co-presentador, el profesor de Latín, Darío Martínez Montesinos, Todos los personajes parecen huir de un tiempo que no les gusta. Un tiempo de desencanto, de amargura por un pasado que se añora como lo hace el francotirador que quiere recuperar el sentido de un tiempo perdido en la era comunista. De unos jóvenes desencantados y atroces tras la caída del muro en 1989 y su deseo de recuperar un imposible futuro mejor y un inspector de policía que viaja a la ciudad lituana, quién sabe si para encontrarse a sí mismo y a un amor perdido tras ser absurdamente asesinada aunque parece que la esperanza no se desvanece del todo pues otro amor está dispuesta a coger el testigo. 
Montesinos explicó que “en las dos primeras partes se vive el desmoronamiento de un sistema social, político y económico”. Los personajes están desorientados a la búsqueda de un sentido pasado o futuro por un tiempo que tenía una ilusión común bajo el comunismo y no divididos, desorientados, indiferentes en la era del consumismo y el individualismo. “Jesús construye una tela de araña formalmente perfecta. Un puzzle donde todos los elementos cobran sentido hasta que al final el círculo se cierra como si los personajes se preguntasen: ¿no somos capaces de construir un relato basado en los valores democráticos y los derechos humanos…?
Por último, tomó la palabra el autor de “El cielo de Kaunas”, Jesús Zomeño, para apuntar que su historia con la escritura comenzó hace tres décadas como “un intento de transmitir sensaciones, reflexiones y emociones. Hace veinte años pasé al cuento con el mismo propósito y ahora con la novela intento transmitir la pérdida colectiva de valores cuando cae el bloque soviético. Lo que creían era lo único que tenían. Tras el comunismo todo cae y se produce una crisis existencial”, remarcó el novelista.
Quizás el personaje del inspector de policía sea el más amable pero sumido en un mar de dudas, en el viaje más díficil de un ser humano, la búsqueda de uno mismo y del amor perdido. Todos perdidos y con la necesidad de recuperar un sentido que insufle signos para seguir vivos.

 

Francisco Gómez

LAS BANDERAS DOBLADAS DE NACHO, por Francisco Gómez

Estándar

 

Acabo de leer el primer libro de relatos que ha publicado mi amigo Ignacio Fernández Perandones y me ha gustado mucho. De hecho, se me ha quedado corto. Con ganas de más. Contar sin decir. Relatar con el fondo del misterio y los problemas sociales, las inquietudes interiores.

No parece un primer libro de historias cortas. Se nota que es un libro trabajado y depurado en el tiempo, macerado con la revisión y la visión crítica de los días, de tantos domingos sin afán concreto. Sólo elevar la calidad literaria en su primer libro de relatos.

Dice mi amigo en la presentación: “Existe un cierto desapego que el paso del tiempo roba a la ilusión. Las primeras emociones, los proyectos que te hacen palpitar, el idealismo de los 20 declina su luz”. Sus banderas dobladas al decir del verso de Luis García Montero. Tiembla la mirada cuando leo estas palabras. Uno ya ha renunciado a muchas banderas que se han doblado para no desplegarse más. No seré el periodista referencia. Mi literatura no llegará a nada. Sólo a unos pocos y buenos amigos/as comprensivos y atentos. No seré nunca padre, ni tendré familia, ni hijos que alumbren el camino hasta llegar, si el Hacedor quiere, a la vejez y luego a la desaparición y el olvido.

Todos cargamos con nuestras derrotas pero Nacho las convierte en sabiduría, comprensión de lo vivido y ánimo en seguir adelante a pesar de todo. Sus experiencias en la vida, en su fe y en la docencia tienen su poso en este hermoso libro.

El libro se presentó el pasado 10 de mayo en la sala Las Clarisas de la city de Elche. Actuó de presentador mi también buen amigo, Juan Lozano, que glosó a la perfección la vida y el libro de Ignacio, que como bien apuntó, cuenta más de lo que aparenta decir, como el iceberg de Hemingway y no parece su primer volumen de relatos por la exigencia, sugerencia y universo de las historias.

De entre la colección de microuniversos del volumen, uno se queda con “El pescador”, “Lecciones de Teología subterránea” y los dos últimos “Solitario” y “Frente al sol”.

No me resisto a transcribir un párrafo de su cuento “Frente al sol”: La vida a veces te golpea, pero no te escondas, no te rebeles. Aunque no veas nada, busca la luz, vislumbra un horizonte. No bajes a los garajes de la desesperación. Buen amigo, parece que has delineado esas frases para quien escribe. Hace tiempo que no escribía una línea por motivos que no vienen al caso. Leer tu libro y amistad me han invitado a escribir este comentario que no es una crítica. Uno no sirve para esas tareas.

Por último, he fijado la atención de manera extraordinaria en la dedicatoria del libro a tu padre, poeta como tú (que me ve desde su verso eterno en el Cielo), y a tu madre (a la que siento tanto y tan cerca como una bandera doblada). Comparto tu devoción por tu padre y las banderas dobladas de tu madre.

Sólo por la dedicatoria ya me has ganado.

Francisco Gómez

P.D: Si me lo permites, lamento haber escrito una crítica del libro que no es crítica, ni análisis ni nada de nada. He leído el libro con ganas porque deseaba leer tus relatos. Te conozco como el buen poeta que eres. Y si das tu consentimiento, dedico este artículo o lo que sea a Mari Carmen, que leerá tu libro.

Las ideas muerden, de J. Seafree y Antoni Miró, Presentación

Estándar

el próximo viernes, 9 de junio, a las  20:00 horas, en la Biblioteca Municipal – Casa de Cultura de  ALTEA (Alicante),
JOSEP SOU y J. Seafree presentarán el libro “LAS IDEAS MUERDEN”.

Nº 18 de la colección Papeles para  mirar, ed. Babilonia – encuadernación en tapa dura – más  de 120 páginas con imágenes del  pintor alcoyano ANTONI MIRÓ,  junto  a  poemas de J. Seafree – extenso prólogo de Josep Sou.