Archivo de la categoría: periodismo

Empireuma (1985-2007): Historia de una revista y un grupo literario a caballo entre dos siglos, por Eva Moya Melgarejo

Estándar

Universidad Miguel Hernández de Elche Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de Elche Titulación de Periodismo

Trabajo Fin de Grado Curso Académico 2016-2017

Empireuma (1985-2007): Historia de una revista y un grupo literario a caballo entre dos siglos

Alumna: Eva Moya Melgarejo Tutor: José Luis Vicente Ferris

De aquellos años recientes ha quedado un limo que, espero, fertili- zará nuestro futuro, porque seguimos
creyendo en el futuro

JOSÉ LUIS ZERÓN

 

Resumen

El presente trabajo es fruto de un investigación centrada en analizar la influencia de la revista Empireuma en el panorama literario de nuestro país e incluso más allá de nues- tras fronteras. En él se realiza un estudio que tiene por objeto fundamental la historia de la publicación oriolana desde sus inicios hasta el cese de actividad.
De esta manera, se comienza con un análisis cronológico que ofrece al lector una con- textualización histórica de la revista. Así se refleja cómo en 1984 nace el Grupo de jóvenes poetas Empireuma y cómo el equipo consigue llevar a cabo la publicación de una revista literaria en la comarca de la Vega Baja del Segura.
Como continuación de este apartado, se presentan las dificultades económicas por las que atravesó la revista y su posterior cese de publicaciones en 2007. Tras este epígrafe, se estudia la calidad del contenido de la revista, haciendo hincapié tanto en el apartado de traducciones como en la importancia de las ilustraciones que incluía cada número.
En este sentido, se incluye un análisis en el que se detallan los diversos lugares a los que llegó Empireuma. Portugal, Italia, Estados Unidos, Tokio y Rumanía, son sólo algunos de los espacios que se encuentran en esta larga lista. Además, tras este apartado, se pro- cede a recopilar los reconocimientos y distinciones que obtuvo la revista tanto a nivel nacional como en el ámbito internacional. Asimismo, se hará mención a la Asociación Cultural Ediciones Empireuma, un organismo formado por los creadores de la revista con el objetivo de llevar a cabo una intensa labor cultural en la comarca.
Por último, el trabajo concluye con un estudio sobre la situación actual de Empireuma y su futuro como publicación. Así, mediante los distintos apartados y la reflexión final, el lector comprenderá la importancia de esta revista oriolana y su repercusión mundial.

Sumario
1. Introducción ………………………………………………………………. 8
2. Estado de la cuestión ……………………………………………………… 10
3. Método ……………………………………………………………………. 12
4. Resultados …………………………………………………………………. 13
4.1 Nacimiento de Empireuma ………………………………………. 13
4.2 Evolución y problemas de financiación …………………………. 14
4.3 Cese de publicaciones ……………………………………………. 18
4.4 Por qué Empireuma ………………………………………………. 19
4.5 Contenido de la revista …………………………………………… 20
4.5.1 Traducciones …………………………………………… 22
4.5.2 Ilustraciones …………………………………………… 23
4.6 Distribución y repercusión en el mundo ………………………… 25
4.7 Reconocimientos …………………………………………………. 27
4.8 Actividad cultural ………………………………..………………. 29
5. Conclusiones ………………………………………………………………. 31
6. Referencias bibliográficas …………………………………………..……. 32
7. Anexos ……………………………………………………………………. 34

  1. Introducción

Tras varias décadas sin una presencia cultural firme en Orihuela, aparece en 1984 un colectivo denominado Grupo de jóvenes poetas Empireuma, que tiene como fin divul- gar el arte literario local y provincial.
Inicialmente, el grupo comienza a celebrar encuentros con los jóvenes artistas de la ciu- dad y, así, se empieza a hacer un nombre en la comarca.
Llegados a este punto, deciden poner en marcha un proyecto que llevaban en mente durante años: crear una revista cultural. En 1985 ─gracias a la ayuda de Lola Varela, profesora de Literatura, y su marido, el poeta gallego Jorge Cuña─ sale el primer núme- ro de la revista, que llevaría por nombre Empireuma.
Con el paso de los números, el espíritu expansionista del equipo le lleva a ampliar su rango cultural. Por ello, deciden subtitular la publicación “revista de creación” y se em- piezan a incluir en sus páginas todo tipo de artes creadoras que abarcan desde artículos, entrevistas y ensayos hasta poesía, reseñas, y debates, entre otros.
Sin embargo, lo que empezó siendo el sueño de un grupo de amigos acabaría convir- tiéndose en una de las publicaciones más importantes de nuestro país. Así, en los noven- ta, el diario ABC la ubicaría entre las sesenta mejores revistas literarias españolas.
Pero Empireuma no se extendió únicamente por el panorama nacional, sino que exploró diversos lugares del mundo. Portugal, Francia, Italia, Rumanía, Tokio y Argentina son sólo algunos de los países a los que llegó la publicación oriolana. Además, en muchos de ellos recibió grandes distinciones, como el premio del diario La Nación de Buenos Aires (Argentina) por la mejor difusión de la literatura latinoamericana, en 1989.
En este estudio recorreremos la historia de una revista que ensalzó el nombre de una pequeña ciudad alicantina y de España, pero también conoceremos las dificultades que llevaron al cese de las publicaciones. Además, profundizaremos en el contenido de la revista, haciendo hincapié en las brillantes ilustraciones que ocupaban las portadas de cada número. Por último, procederemos a un análisis de la situación actual de Empireuma, detallando cuáles fueron los motivos de su final y cuál es el estado del equipo empireumático hoy en día.
El objetivo principal de este trabajo es rendir homenaje a una publicación literaria que, a pesar de que fue aclamada a nivel nacional e internacional, fue olvidada, menospreciada y deliberadamente ignorada por la mayoría de las instituciones provinciales y locales. En este sentido, quedará reflejada en estas líneas la heroica labor de un equipo que sacó a la calle más de treinta números de una revista, recibiendo a duras penas, alguna retribución y escasas ayudas.
Así pues, se buscará ─mediante un detallado análisis─ que el lector de Empireuma re- memore sus años de esplendor, pero también que descubra la cara menos conocida de la revista. Además, se pretende que aquellos lectores más jóvenes hallen en estas páginas una historia de dedicación y de trabajo constante, protagonizada por un grupo de amigos con un sueño en común: difundir la cultura de aquí y hecha desde aquí.
2. Estado de la cuestión

Durante la trayectoria de Empireuma muchos medios de comunicación se hicieron eco de la revista de creación oriolana. Por esta razón existen numerosos artículos en prensa que ensalzan la labor de la publicación, pero estos artículos no provenían exclusivamen- te de los medios locales. Periódicos y revistas de renombre nacional, como ABC; o in- ternacional, como Orígenes, de Rumanía, incluyeron en sus páginas artículos, reportajes y reseñas sobre Empireuma.
En este sentido, en 1986, el Departamento de Lenguas Hispánicas de la Universidad de Perpiñán hace un estudio de ella en la revista Ventanal titulado El fuego de la creación. En él, la profesora Adriana Castillo de Berchenko realiza un análisis sobre los cuatro primeros números de la publicación oriolana, de los que dice: “dan amplia cabida a la difusión de la poesía”. (Castillo, 1986: 171)
Tras este estudio, sólo nos encontramos con un análisis profundo de Empireuma: el realizado por el propio director de la revista, José Luis Zerón, en el número especial que se publicó en 2015 para conmemorar los treinta años de la misma. En dicho artículo, Zerón relata la historia de la revista desde sus inicios hasta los últimos días, detallando las sorpresas y dificultades que se encontraron por el camino. Precisamente, este documento, junto a una entrevista personal realizada a José Luis Zerón es la base sobre la que se sustenta este trabajo.
Sin embargo, a pesar de los artículos y estudios que se han realizado para dar información sobre la labor empireumática, la información sobre la revista es casi inexistente. Como bien sabemos, hoy en día, en pleno auge de la era digital, si no estás en Internet, no existes.
La sociedad actual rara vez visita hemerotecas, bibliotecas o filmotecas para recurrir a la información. Basándonos en esta premisa, llegamos a la conclusión de que Empireuma vagamente existe para los internautas.
Motivada por el vacío informativo sobre la revista me decidí a hacer un trabajo de investigación que recogiera la historia y todas las etapas por las que atravesó la publicación oriolana. De esta manera, habría un análisis completo del tema a tratar a disposición de todo aquel que quiera conocer la historia cultural de Orihuela.

Trabajo Completo. Acceso PDF. Empireuma, Eva Moya

 

 

EL CÍRCULO DE LOLA PUNTES

Estándar

-Abuelo, abuelo, ¿Lola Puntes quién es?-preguntaba una niña a su yayo momentos después de inaugurar una plaza con el nombre de Lola Puntes Rodríguez por parte del Ayuntamiento de la city con presencia de actual alcalde, Carlos González y parte de la Corporación de todos los colores políticos.

-Cariño, Lola Puntes era una señora muy simpática que quería mucho a Elche y le gustaba vestirse con sombreros muy bonitos y zapatos de dos colores, como los que hay ahí

-¿Y por eso le han puesto su nombre en la plaza donde venimos a jugar?

-Claro, claro, nena. Quería mucho nuestra ciudad y era muy querida y conocida por todo el mundo.

Allí no faltó ni el tato, como diría Lola. Montón de políticos ahora en el poder y de la oposición como la exalcaldesa Mercedes Alonso y Pablo Ruz y mucha, mucha gente que la conocía y quería.

Y sobre todo, su familia que se notaba que estaba emocionada. María Teresa, su hermana y su marido. Sus nietas Mayte, Esther y Pepe Antón y su hijo Arturo que lanzó un discurso digno de un orador. A él se le notaban vislumbres de emoción contenida tras sus gafas y nos indicó a todos los presentes, que con la dedicatoria de esta plaza, situada en la zona de ensanche de El Toscar, próxima a las calles México (tan machacado hoy día el país amigo) y Venezuela, se cerraba un círculo que su madre había iniciado explicando en sus programas televisivos y radiofónicos el significado de las calles de Elche, las vidas e historias que componían el mosaico del callejero de “la city”.

Y aquel día se cerraba precisamente el círculo dedicando una plaza grande, llena de vida, lanzas, plantas y zapatos bicolores con los colores del escudo de Elche, a su madre y a su familia que tanto ha querido y quiere a Elche.

El alcalde, Carlos González, empezó a glosar las cualidades de Lola, una mujer trabajadora en coincidencia con el Día de la Mujer Trabajadora, fecha elegida para bautizar este espacio público. Una mujer solidaria, generosa. Su nieta Mayte corroboraba todos los puntos de esta virtud que adornaba a Lola. “Ella era capaz de regalarte el bolso que más quería si otra persona lo necesitaba”, me dijo.

Y fueron muchos los ilicitan@s que se sumaron a este sentido homenaje. Y como le dije a Mayte: Lola era (es) uno de los últimos símbolos que nos quedaban en esta ciudad que al cielo mira, todos sumidos en la mediocridad de la uniformidad en la sociedad tecnológica y postindustrial del XXI siglo.

Pepe Antón también estaba orgulloso que su pueblo y en su nombre el Ayuntamiento se hubieran acordado de Lola y al final nos hicimos una fotos junto a la plaza conmemorativa en la plaza, como se hizo toda su familia con los políticos y la gente que allí estaba reunida para celebrar este acontecimiento festivo.

Nada, Lola que ya formas parte del callejero que tú, como bien apuntó tu hijo Arturo, desgranabas programa a programa para que el personal supiese el significado y la importancia de las calles y plazas que todos los días pisamos y vivimos.

Estarás contenta, guapa, que esa plaza es un primor, llena de plantas, palmeras y nenes y nenas que se preguntarán. como aquella niña. por qué la plaza donde juegan o toman el sol a mediatarde lleva tu nombre. El círculo cerrado y una reluciente sonrisa en tu boca.

Francisco Gómez

LIBROS OLVIDADOS, por Francisco Gómez

Estándar

cfbabd860b8afdbdcdfc02801167b728

Descubro con asombro, incluso con pesar, que las bibliotecas públicas municipales de la “city” no compran los libros que piden sus lectores, previa solicitud, desde hace más de dos años. ¡Triste favor hacemos a la cultura con este desaire a los afanes lectores de muchos ilicitan@s que sólo quieren leer los textos de los autores que les interesan y/o fascinan, si no cumplimos pleitesía a las ansias de tant@s amantes de las letras! Sé y quizás curse destierro por esta reivindicación pública que quizás no sea agradable escuchar esta demanda pública, pero no puedo dejar de ser fiel a uno mismo, el único a quien no traicionaré en sus sueños.

En una biblioteca pública, de cuyo nombre guardo respetuoso silencio, han retirado las novedades de sus estanterías porque sencillamente ya no son tales. El viento de las nuevas publicaciones y editoriales les ha quitado esa bandera que tiempo atrás ostentaron. Esta, nos guste o no, significa una defunción lenta pero inevitable de los fondos de las bibliotecas pues si los lectores no encuentran los libros y autores que les animan a leer, much@s de ellos pueden abandonar el placentero deleite de buscar los volúmenes que anhelan tener entre sus manos e incluso podremos perder antiguos y nuevos lectores si no encuentran en estos recintos las letras que buscan sus ojos, sus pensamientos y emociones.images

Tengo entendido (para que no digan que sólo soy un cenizo criticón) que las bibliotecas siguen comprando los libros que sacan al mercado los autores locales de esta “city” que al cielo mira. Algo es algo pero no es suficiente en un roal que ha visto incrementar en los últimos años los usuarios de las bibliotecas públicas con mucho esfuerzo y pasión por sus responsables. Pero el público busca novedades en un mercado que se mueve de continuo y si no satisfaces sus curiosidades e intereses al igual que los encontraste, puedes perderlos. Este pecador solicitó hace más de un año y medio la compra de un libro de un autor que le apasiona y visto que no se cumplían sus demandas, tuvo que acudir a la librería a comprarlo si quería leerlo. Pero no lo olviden. No todo el mundo puede comprar libros porque la crisis esta no ha decaído todavía y mucha buena gente las pasa canutas para llegar a fin de mes y ahora no están cumpliendo sus expectativas de superar la dura y triste realidad con la lectura. Y, con las modestas entendederas de este pobre hombre en llamas, no creo que se hundan los presupuestos locales con la compra de libros para las bibliotecas Públicas municipales. Si esto sucede también, con las biblios infantiles y juveniles (que no lo sé) la cosa tiene bemoles astronáuticos.

Además, con la compra de libros para cumplir las ansias y demandas lectores de los ilicitan@s, también ayudarán a la supervivencia y mantenimientos de las librerías ilicitanas que no pienso que estén en sus mejores momentos con tanto internete y mundo virtual y demás historietas.

Nada, supongo que ahora me mandarán de cara a la pared de rodillas con unos buenos tomos en cada mano para purgar mis ínfulas de desobediencia y crítica pero bueno, que al menos sea con libros nuevos recién sacaditos del horno de las novedades. Que no quiere uno dormirse con libros que ya superaron la mayoría de edad. Con permiso y disculpas a los clásicos inmemoriales que siempre son lozanos y jóvenes.

Francisco Gómez

LOS CASTAÑO, por Francisco Gómez

Estándar

10001116_228842737323743_6136750777481803938_oElche, nuestra “city” amada y odiada al mismo compás, cuenta con la inmensa suerte de contar entre su paisanaje con poetas, escritores e investigadores del hecho literario e histórico que algún día quedarán para los anales de la historiografía local por haber luchado en lo que creían y dejado muchas ilusiones y esperanzas en sus proyectos.
Supongo que la mayoría de los que escribimos caerán o caeremos en el pozo del olvido pero quizás hay dos contemporáneos nuestros (sin desmerecer a nadie) que merecen escapar del escenario de la desaparición. Me refiero a dos escritores y enamorados de Elche y la literatura como son Juan Ángel Castaño López y Joan Castaño i Garcia, curiosamente ambos con el mismo apellido (el destino teje redes inescrutables con esto de los nombres).
De Juan Ángel Castaño, el desaparecido director de la Biblioteca de San José, Rafael Navarro Mallebrera, me comentó en cierta ocasión que algún día tendrá que valorarse la extensa aportación que este ilicitano nacido el 1 de agosto en Elche, ha desarrollado como autor y editor al mundo de las letras. Miembro cofundador de la Asociación Cultural Frutos del Tiempo en 1990, así como de otras muchas asociaciones culturales como Tres Estaciones y director del Festival de Piano y Música de Cámara. Hombre de cultura enciclopédica en los terrenos de la literatura, la música clásica y el pop-rock así como en cine, publicó su primer poemario “Para bailarinas ambiciosas” en la colección Malvarrosa de Valencia de la mano de Uberto Estabile allá por 1984.
Este hombre inquieto, de peculiar atuendo indumentario, es profesor de creación literaria y ha impartido conferencias sobre La Celestina, Quevedo, Luis Cernuda y su admirado Borges, así como musicales sobre Bach, Beethoven y Chopin. Ha publicado multitud de libros de poesía, narrativa y ensayo de autores locales y nacionales en sus colecciones Lunara, Solara, Frutos Secos, Altabix, Balbec. Y sigue en la brecha. Desde aquí, mi agradecimiento por iniciarme en la carrera literaria sin fin en el 2002 con el libro “Los días sin ti” de la colección Altabix.
Juan Ángel es un poeta de alta categoría y como muestra están sus libros “Elegías y Haikús”, “En la caverna”, “Las edades”, “Noches de cine” y la antología (1979-1988), publicada por la editorial Denes de Valencia en 1999. Sugerente escritor de narrativa surrealista con obras “El pianista vegetariano” y otras novelas cortas como “Los días de lluvia con Belén” y “Madera valiosa”. Es además escritor teatral (con obra aún sin publicar) y crítico literario. Así ha coordinado libros sobre “Las mejores obras de la literatura española e hispanoamericana”, de música pop y las mejores películas del cine.

El investigador del Misterijoan_castano_i_garcia

El otro grande de la literatura escrita desde Elche es Joan Castaño i Garcia. Archivero de Santa María y estudioso sin descanso del Misteri, recibió en 2007 el Premio de Ensayo de la Generalitat Valenciana por su obra “La Festa d´Elx, la Festa de tots. Del passat al futur d´un Patrimoni de la Humanitat valencià”, editado por la Biblioteca Valenciana.
Joan Castaño es un hombre amable y agradable en el trato, trabajador infatigable en la defensa y recuperación del Misteri y las tradiciones ilicitanas desde su valencianismo militante pues gran parte de sus obras están escritas en su lengua natural de sentimiento y corazón.
Hablar de su obra literaria es adentrarnos en un trabajo ciclópeo que continúa pues recientemente publicó el voluminoso libro “Llinatges d´Elx”, publicado por el Instituto Municipal de Cultura en la colección “Elx, abans i ara” y otro título “Elx mira a Europa. Els viatges d´Aurelià i Pere Ibarra (1873-1883).
Entre sus trabajos se encuentran: “El Archivo Parroquial Histórico de la Basílica de Santa María de Elche”, en colaboración con Anna Maria Álvarez Fortes y Josep Garro Galiana, “La iconografía de la Virgen de la Asunción, Patrona de Elche” (1986), “La Festa o Misterio de Elche” (1988), “Aproximacions a la Festa d´Elx” (2001), “Apuntes sobre la Venida de la Virgen en Elche” (1984), “El bautizo del moro” (1992), “Claudiano Phelipe Perpinyan: vida y obra del primer traductor de la Festa d´Elx”, “Las embajadas de Moros y Cristianos en Elche” (1998), “Fiestas y tradiciones de Elche” (1993), “Les festes de Sant Pascual Bailon a Elx” (1999), “Els germans Aurelià i Pere Ibarra: cent anys de la vida cultural d´Elx 1834-1934” (2002) y otras más curiosas como “El sainete ilicitano del siglo XIX (1988), “La Setmana Santa a Elx” (1992) o el “Diario de mi prisión de Aureliano Ibarra y Manzoni”, en concierto con Biel Sansano y editado por el Ayuntamiento de Elche en 1995, aparte de otras más cuya enumeración sería muy prolija en este espacio.
Estos dos escritores ilicitanos y defensores a ultranza de la Literatura no merecen caer en el desván de la desmemoria colectiva y su pasión por la escritura, la edición y la recuperación de las tradiciones locales les hace destacar sobre muchos de sus contemporáneos, afanados en otras tareas y desvelos más materiales. Estos hombres llevan el nombre de Elche y su cultura literaria dentro y fuera de nuestras fronteras locales.
A ellos mi reconocimiento y admiración por su trabajo incansable.

Artículo incluido en el futuro libro “La city-3”

Francisco Gómez

 EL TRÁNSITO DE LOS NÚMEROS, por Francisco Gómez

Estándar

 
   images Vivimos rodeados de numerologías simbólicas que conforman la identidad de este hombre contradictorio en los primeros peldaños del XXI siglo. Los medios de comunicación esculpen las fechas con señales testimoniales. El 11-S, el 11-M, el 23-F, la próxima convocatoria electoral general sin fecha predeterminada. Los exégetas de uno de los libros sagrados, la Biblia, interpretan que en su interior se esconde un código cabalístico que diseña el futuro del mundo y el ser humano. Borges y Cortázar, entre otros muchos y buenos escritores, escondían en sus relatos misterios en clave de número.
    A nosotros mismos nos determinan los signos matemáticos: la fecha de nuestro nacimiento, boda, separación, el instante de la llegada de nuestros hijos, el fatídico momento de la muerte. Somos un número para la Seguridad Social, Hacienda, un votante codificado en las elecciones, un porcentaje en las audiencias, el social tal del club de nuestros amores.
    La vida se sitúa en forma de tránsito arábigo. Del 0 al 1 suceden los momentos eseciales de nuestro discurrir. Vivimos la infancia, patria perdida del hombre, como deja escrito Marcel Proust. Es la etapa de formación de nuestra personalidad, nos dicen psicólogos y sociólogos y demás fauna estudiosa. Del 1 al 2, el niño se hace adolescente y luego joven. Descubrimos el cuerpo y su belleza. Sentimos las primeras atracciones por el mismo o distinto sexo, según la inclinación de cada cual. El amor y su anverso amargo, el desamor o el amor no correspondido. Nos sentimos por primera vez solos ante el mundo. Los referentes se diluyen, se nos escapa el dulce de la inocencia. Descubrimos en la transición del 19 a 20 que la vida no se gasta bromas y percibimos que el tiempo se escapa inexorable.
    Del 2 al 3 sentimos que es una época de intensa lucha. Probamos las profundas alegrías y sinsabores del mundo. En el amor y la conquista o rechazo del ser amado, en la pugna por alcanzar el trabajo ansiado o perdernos en el anonimato del cuarto indiferente. Estamos en los albores de la primera madurez marcada por experiencias, viajes, emociones, lecturas, pensamientos y golpetazos al corazón. Del 3 al 4 notamos en nuestra piel que la vida no es un juego y se escapa entre las manos. En esta España mini mileurista, de pisos imposibles a pesar de las rebajas post-crisis, emanciparse y liberarse del amante yugo familiar, echar a correr en pos del asustadizo pájaro de la felicidad.
    Nos acercamos al 4 y a veces hacemos balance de nuestra vida. De lo que hemos hecho y lo que queda por hacer. Si seguimos siendo fieles a nosotros o la carrera de la edad nos ha vuelto seres escépticos, desengañados, huraños o vemos en el espejo el rostro del perdedor que ha traicionado sus sueños.  Que ha dado descaradamente la espalda a la inocencia y a su paraíso perdido. Es la hora de la hipoteques esclavas hasta la otra mitad de la vida por venir, de las discursiones estériles o las noches vacias acompañados por nuestros fantasmas y el desierto de nuestras derrotas venidas y por sobrevenir.
    Ahora caminamos del 4 al 5, sin mucha prisa por cierto. No me atrevo a recorrer más tiempo pues es espacio no vivido y prefiero guardar silencio. Todavía a estas alturas sin muchas cosas claras a la espera de alguna luz que nos devuelva destellos de ingenuidad, bondad y belleza en estos primeros peldaños del 09.
    Númericamente lamentable.

SOY DEL BARÇA PERO TAMBIÉN SOY ESPAÑOL, por Francisco Gómez

Estándar

01 LA ESTELADA CATALANA Y LA ESTELADA BLAUGRANAwallpaper-del-barcelonaAsisto como espectador pasivo, pues no vivo en Cataluña ni tendré derecho a votar en ese anunciado referéndum de independencia,  a las declaraciones de unos y otros, a los actos de unos y otros y lo cierto es que no dejo de sorprenderme.

Antes que nada diré que he estado varias veces en Cataluña y sus gentes me han tratado bien, con respeto y educación, y en todas ella he decidido hablar en castellano a pesar de que sé y puedo hablar en valenciano. En la última ocasión fue a ver a los dos equipos de mi vida; sí tengo el corazón dividido entre el Elche y el Barça pero en caso de necesidad, como así ocurrió en el último partido de la anterior temporada en el Martínez Valero sabía bien quién quería que ganase. A lo largo del encuentro escuché varias veces desde diversos ángulos de las graderías el grito de: “Independencia” y me sonó raro como que no cuadraba allí en un partido de fútbol. Algunos, muchos, me dirán que el F.C. Barcelona es un abanderado de los sentimientos del pueblo catalán y de sus aspiraciones de emancipación de España. Uno y muchos que piensan como yo, que somos seguidores del Barça no mezclamos el fútbol con la política, que suelen ser extraños compañeros de cama y feroces guerreros en caso de desavenencias. En cierta ocasión, en otro campo de fútbol en otra zona de este país aún llamado España, leí una pancarta que me pareció muy acertada: “Soy del Barça pero también soy español”. Y en estas coordenadas prefiero situarme, No porque me dicte las directrices nadie ni de un color u otro, sino porque así lo pienso ciertamente. 

Vamos hacia un mundo globalizado, de asociaciones cada vez más anchas y los reinos de taifas, como algunos políticos desean implantar, me parecen anacrónicos y los sentimientos nacionalistas  visiones reduccionistas del ancho mar que contemplamos. Hace poco, estuve de viaje por Extremadura, tierra que me encantó con un magnífico guía de nombre Chencho que ama su territorio y otros muchos puntos de España, Hispania, Iberia o como quieran llamarla, y nos juntamos para aquella ocasión murcianos, andaluces, asturianos, valencianos, vascos y catalanes y el viaje transcurrió en buena camaradería siendo cada uno como es y hablando de todo y de nada pero sin divisiones con la política por medio.

Cada día veo más claro que muchos políticos se encargan de dividir, separar, “encabronar” a la gente cuando me parece que, en estos tiempos de crisis que no cesa, corrupciones a tuti pleni, paro que no se acaba y deserción de los ciudadanos hacia sus representante, estos señoras y señores de la cosa pública deberían centrarse en tratar de solucionar con fórmulas imaginativas los grandes problemas que tenemos planteados. A veces me parece una salida por la puerta falsa estas propuestas de independencia que pueden enmascarar los grandes problemas de paro, corrupción, quiebra del estado autonómica y deuda astronómica de sus gobiernos.

En caso de votar un referéndum de indepencia, ¿deberían votar solo los catalanes o todos los españoles?  Y los que no estuvieran por la emancipación, ¿en qué situación quedarían? En Cataluña viven, si mis cuentas no son erróneas, ocho millones de personas; ¿son todos independentistas? La Unión Europea ha declarado que no está por la labor de reconocerla como Estado. Entonces, ¿qué moneda utilizarían?, ¿pondrían aduanas respecto al resto del territorio español? ¿Seguirían con sus ansias de anexión histórica con el Rosellón francés? Económicamente, ¿cómo les saldría la jugada? Muchas empresas han anunciado que se irían de territorio catalán como el grupo editorial Planeta.

Y en el caso del fútbol, aunque suene a manido tópico, ¿con quién jugaría el Barça la liga? ¿Firmarían un acuerdo entre hipotéticos estados para jugar con equipos españoles o disputaría los encuentros con las escuadras de su entorno? ¿O más bien establecerían una liga internacional? 

Por fortuna, he podido viajar por buena parte de España, de las Españas, como me gusta llamarla, pues he visto que cada pueblo, cada comunidad, cada territorio tiene su idiosincrasia, su cultura, su carácter y sus habitantes, muchos de ellos, se sienten orgullosos de ser extremeños, andaluces, madrileños, manchegos, castellano-leoneses, gallegos, vascos, asturianos, valencianos, catalanes y también españoles, ¿por qué no? Son pegatinas de identidad que nos unen y cada cual con su sello de permanencia a su territorio y cultura. 

Y conste que este artículo no es palabrería dirigida por nadie. Hace tiempo que me gusta ir por mi camino aunque a veces no tenga claro por qué vericuetos me llevará la senda. Pero en este caso, sí, juntos estamos mejor, en mi opinión. Ya digo: “Soy del Barça pero también soy español”.