Archivo de la etiqueta: IAC Juan Gil-Albert

Nueva poesía alicantina, 2000-2015, Presentación, Manuel Valero Gómez

Imagen

Anuncios

Manuela, por Javier Cebrián

Estándar

manuela

 

(Texto leído por Javier Cebrián en la presentación de la novela “Eternamente Helena” de Manuela Maciá, el 16 de junio de 2010, en el Salón de Acos del CEU San Pablo de Elche)

 

Manuela, bonita, ya sabes, donde hayas pasado el verano, pasas el invierno. Y digo esto porque Manuela nunca está. La llamas y nunca sabes si contestará desde Mallorca o Cádiz o Berlín o Kyoto… de hecho hoy está aquí porque se lo ha permitido su agenda. Porque ha podido espaciar sus compromisos viajeros para conseguir, en medio de ellos, colocar la presentación de su novela.

Creo que envidio a Manuela desde el principio, desde 1985 aproximadamente, y no precisamente por sus viajes, por eso en absoluto, la envidio desde mi incapacidad literaria para la narrativa, el mero hecho de que alguien sea capaz de escribir una novela me parece asombroso, más aún si lo hace con la capacidad que lo hace mi amiga, con esa pulcritud, con su prosa limpia y transparente. Una prosa de los sentimientos como ella dice. Sí, envidiaba a Manuela en su día cuando la conocí y leí sus cuentos tempranos, cuando publicamos juntos en 1987 un libro de relatos junto a nuestra querida Isabel Beltrán, y la sigo envidiando ahora que el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert le publica ETERNAMENTE HELENA,

Eternamente Helena de Manuela Maciá editado por  IAC Juan Gil-Albert 2010

Eternamente Helena de Manuela Maciá editado por IAC Juan Gil-Albert 2010


 y entre otras cosas, también la envidio por eso… expresamente.

A mí me gustan mucho las citas, y citaré, para referirme al insufrible Cirilo Belmonte, personaje principal de la novela de Manuela, a WILLIAM S. MAUGHAM, quien dijo que “el amor más duradero es el amor no correspondido”. Pero, en quién te has inspirado, Manuela, pa retratar a alguien tan apocado, cobarde y sentimental, ¡joder!, menudo mamón y encima poeta y feo, vamos como casi todos nosotros, espero que no te hayas servido de tus amigos poetas para crear al tal Cirilo.

Además de envidiar a Manuela también la quiero, desde el principio, y la respeto y admiro como amiga y como escritora y he de decir que está muy guapa al natural y en la prensa, cómo mejoran algunas personas con la edad, ¿verdad querida? con lo feúcha que eras de jovencita.

JAVIER CEBRIÁN 16 de junio de 2010.