Archivo de la etiqueta: Lola Obrero

Ahora, por Lola Obrero

Imagen

Anuncios

La Memoria es la vida, por Lola Obrero

Estándar

Este último miércoles se nos fue de repente una compañera del proyecto INTÉGRATE APRENDIENDO,  del voluntariado en Cáritas.

Enseñaba español y daba  mucho cariño y cercanía a muchas mujeres,
faltas de ello.

Este es mi pequeño homenaje.

Para Marga Pujalte.

Burbujas de silencio, por Lola Obrero

Estándar

BURBUJAS DE SILENCIO

Me lo dicen tus manos
pequeñas pero fuertes,
tus ojos grandes y resueltos,
tu sonrisa de luna llena;
que poco a poco,
el silencio se hace dueño
del espacio que existe entre nosotras.

Pequeñas burbujas de silencio
que habitan como huéspedes,
y estallan a mi paso por la casa

vuelven a crecer tras su estallido.
Con sutileza me siento en tu cama,
te escudriño por aquí y por allá,
en mi deseo te abrazo,
y de todo te advierto.
En las fotos te descubro
sin miedos que te hagan detenerte
para conseguir tus sueños.
Tienes talento y voluntad.
Es todo tuyo tu tiempo.
Yo, tengo miles de burbujas

llenas de amor, en silencio.

Lola Obrero.

Manifiesto de supervivencia y esperanza, por Loli Obrero

Estándar

La necesidad de sobrevivir según  los mandatos de tu corazón, y la insistencia en que se es capaz de llevarlo a cabo;  el engaño del mundo que nos rodea con cantos de sirenas, que entorpece las decisiones más  difíciles; el desafío constante que increpa fuera, y enferma dentro, al que debemos hacer frente;  y el conformismo, que a menudo es el resultado de todo lo demás,  se encara resolutivo,  y combate con determinación, que no sin prudencia o sin miedo.

INSISTENCIA

Me cuesta recordar,
aún con la insistencia
en que actúa mi memoria.
Apenas ya me insiste en regresar
al pasado  cercano.
Apenas percibo un futuro ya pretérito.
En la rebelión de la noche sombría
se apaga la blancura
de las paredes inmaculadas.
Apenas recuerdo.
Apenas te recuerdo a ti sonriendo,
el primer dia en que te vi,
vestida con tu blusa blanca,
llevando una cesta repleta de huevos.

¿ENGAÑO?

¿Cuánto de verdad y de mentira
llevan las palabras del profeta blanco?
¿Cómo averiguar los entresijos
de la red, tejida para salvaguardar
sus intereses creados
a su verdad y a su medida?
¿Engañar a la naturaleza de la vida?
¿Destruir para salvar lo ya insalvable?
¿Retrasar el reloj de la parca
cuando ya es casi inevitable…?

DESAFÍO

Al filo de la medianoche,
mientras sostengo la vara de medir
como si fuera un cayado,
espero  la llamada.
Mil caballos corren desafiantes
arrasando mi cabeza. Me retan.
Mil lebreles enjutos dormitan ignorantes.
A ellos no los despierto.
Al filo de la noche eterna,
al filo de la vida consumida,
un desafío entorpece mi descanso.
El desafío por aguantar un poco más
el peso de mi vida, se me acrecienta.

CONFORMISMO

Aprendí hace poco esta palabra.
Estupor y miedo me produce.
¿Conformismo? , ¿sin luchar?
¡Qué tiranía la sujeta a mi destino!
Conformismo es rendirse ;
ceder a la fuerza del viento, al frío,
al dolor, al miedo…
a la llamada en grito del cielo.
Decidido a luchar con el valor
que saco del fondo de mi armario.
Decidido a  medirme a Dios
a cuerpo limpio… lo espero.

Lola Obrero

AL AGUA DOMADA, por Loli Obrero

Estándar

No le pidáis brío al agua domada.
Ni argucias de duendes,
ni alas de hadas.
No la esperéis jocosa,
ni vivaz, ni agreste,
pues el agua tranquila ya no moja,
ni ríe, ni mancha
las briznas de hierba
que están a su lado.

 

El tiempo que muerde,
arrasa y deshace,
es un peregrino tozudo y perseverante,
tránsfuga de vida,
nómada de esfuerzos…
Y a veces cobarde.
A la vez que la enseña a sumar,
la convierte en calmante olvido,
y le resta impulso y coraje.

 

Al agua que fue antaño espumosa ,
de alegres sonidos,
de frescos acordes,
de pronto parece por obra de magia
reducto de pausa,
silencio y saudade.

 

El tiempo y sus fuerzas
cada vez mayores,
al agua consigue robarle humedades.
No le pidáis cantos al agua domada.
Pedirle caricias, besos,
sonrisas, miradas…
y abrazos constantes.

Lola Obrero

Amistad a tres voces, por Lola Obrero

Estándar

IMG-20160609-WA0000Tiene mi silencio tres voces

que me consuelan y me confían.

Son ecos de un tiempo

que al presente se deslizan,

como enredadera de jazmines.

Son por siempre mis amigas.

Suenan claras con sus cantos

que no tiemblan, no desafínan.

Mantienen despierta y tersa

mi mirada, como una piel blanquecina.

Son luces que me iluminan,

ríos de sonrisa claros.

Tienen alas de ángel mis amigas.

Amatistas en sus manos;

surtidores de alegría, agua bendita;

y bajo el cielo, son lluvia refrescante y fina.

Tengo en silencio tres voces

que me llaman,

que me quieren, que me animan.

Me sostienen en sus manos.

Me dan vida.

Ellas. Simplemente.

Ellas son mis amigas .

Lola Obrero

REQUIEBROS EN NIEVE Y FUEGO, por Lola Obrero

Estándar

607177591

Suenan claros los pasos en la nieve
caida de unas sienes argentinas.
Lava ardiente fue, fluyendo dulce por la umbría;
llama del fuego que un dia ardió eternamente .

Arrimada a unos labios desangrados,
en desnudas amapolas los convierte.
Así apretada, abre un surco
entre el hueco de los dedos,
calentando el fondo de las manos frías.

Atrapo en el espejo su reflejo enrojecido.
Un destello casi albado, confundido,
conteniendo una sonrisa nacarada.
La retengo un momento, un apenas nada,
rápido se  consume
entre carbones encendidos.

Hoy discurre entre latidos, emergidos
de profundas simas y oscuros albarazos.
Quizá de ellos el agua clara mane muy despacio,
y desvele los secretos que reposan sumergidos.

Quizá del cielo caiga
como ofrenda, el maná blanco,
tierno alimento del fuego desleído,
que un día enamorado, fue sorprendido,
en ansias, por la fuerza de los sueños,
y apenas por las ganas del olvido.

Lola Obrero.